Unimos naturaleza y ciencia para cuidarte

Vitamina C y Zinc: Aliados perfectos para tu normal función inmunológica

Publicado: 9 diciembre, 2020 | 4'

El sistema inmunológico defiende el cuerpo contra los agentes nocivos externos, y está compuesto por una combinación de barreras físicas anatómicas, como la piel, las membranas mucosas, o la pared que recubre nuestras vías digestivas, entre otras.

Funcionamiento del sistema inmune

El sistema inmunológico integra dos mecanismos de respuesta fundamentales: la respuesta innata y la adquirida. Las respuestas innatas se producen de forma rápida cuando es detectado un agente extraño independientemente de las veces que ocurra. La inmunidad adaptativa es específica de los linfocitos o glóbulos blancos, que reconocen antígenos del invasor y producen anticuerpos para atacarlo y destruirlo, lo que genera la memoria inmunológica.

Micronutrientes: vitaminas y minerales

Los micronutrientes (es decir, las vitaminas y los minerales nutricionalmente esenciales) influyen y apoyan cada una de las etapas de la respuesta inmunológica. Por tanto, un estado nutricional adecuado es crucial para el desarrollo, el mantenimiento y la expresión de la respuesta inmunológica.

Los micronutrientes desempeñan algunos roles significativos, en la inmunidad innata, en el mantenimiento de la integridad estructural y funcional de las barreras físicas, como la piel y las membranas mucosas, y en la inmunidad adquirida en el apoyo a las actividades de los glóbulos blancos.

vitalidad sistema inmune

¿Cuáles son las propiedades del Zinc en la respuesta inmune?

El Zinc es un oligoelemento esencial para los seres humanos, que se obtiene a través de la ingesta de alimentos. Las fuentes dietéticas de Zinc son productos animales como la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos, pero también está presente en los cereales integrales, los frutos secos y las legumbres.

Tiene innumerables propiedades entre ellas en el metabolismo de carbohidratos y ácidos grasos, en la fertilidad y reproducción, en la función cognitiva, en el mantenimiento de los huesos, uñas y cabello y en la visión. Además, tiene un papel significativo en la función del sistema inmunológico, en la producción de proteínas, en el mantenimiento de nuestra primera barrera de defensa que es la piel, en la protección del daño oxidativo y en los procesos de crecimiento de las células.

Propiedades del Zinc

  • En el mantenimiento de la integridad de la barrera como primera línea de defensa del organismo frente a microbios.
  • Por su participación del sistema antioxidante, ya que el Zinc se integra junto a las proteínas, que forman las enzimas antioxidantes. Asimismo, forma parte de la producción de células inmunológicas tales como los glóbulos blancos, y todo esto definitivamente facilita el normal funcionamiento de nuestro sistema de defensas.

En una reciente revisión del 2020 del autor Pecora, se revisa el papel de los micronutrientes en el normal funcionamiento inmunológico. En ella se corrobora la utilidad del Zinc en las respuestas inmunes en más de 1500 individuos evaluados.

¿Cuáles son las propiedades de la vitamina C en la respuesta inmune?

La vitamina C (ácido ascórbico) es una vitamina soluble en agua y un micronutriente fundamental para los procesos del cuerpo, siendo sus principales fuentes los cítricos, tomates, patatas y verduras de hoja verde. La leche materna representa una fuente adecuada de vitamina C para los recién nacidos y los lactantes.

Debido a la baja capacidad de almacenamiento del cuerpo de la vitamina C por ser hidrosoluble, se requiere una ingesta regular y adecuada para mantener niveles normales en los tejidos.

La vitamina C contribuye en importantes funciones de nuestro cuerpo, tales como la respuesta inmunológica, en el metabolismo energético, en la producción de colágeno (por ejemplo, en la piel), en la función nerviosa, en la absorción del hierro y en la protección frente al daño oxidativo.

Antioxidante y producción de colágeno

En el sistema de defensas participa no sólo del equilibrio oxidativo para la respuesta frente a invasores y la debida protección celular, sino que al facilitar la absorción del hierro aporta este elemento que es importante en la producción de células de defensas.

La vitamina C apoya la función de la barrera de la piel ya que influye en la producción de colágeno, proteína que mantiene la normal estructura de la piel, primera línea de defensa frente a microbios.

Más de 47 evaluaciones clínicas con vitamina C y su efecto positivo sobre la normal función inmune han sido revisadas en el 2020 por Pecora y colaboradores.

Los aliados: Vitamina C y Zinc

Se ha demostrado que la vitamina C y el Zinc apoyan significativas funciones para mantener la normalidad de los procesos de nuestro cuerpo. En especial, se considera importante su papel en la función inmunológica general, en el estrés oxidativo, el mantenimiento de nuestra primera línea de defensa que es la piel, y en el crecimiento celular, especialmente aquellas que tienen que ver con las defensas.

Por ello una alimentación equilibrada y sana debe incluir la ingesta adecuada de vitamina C y de Zinc para contribuir a nuestros procesos inmunológicos y metabólicos.



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS