La Vitamina C y su importancia en el sistema inmune

Publicado: 21 septiembre, 2020 | 4'

El verano ya está a punto de terminarse y, aunque aún nos quedan algunos días de calor, ya estamos comenzando a preparar la vuelta al periodo otoñal. Las molestias en garganta, nariz, entre otros, suelen ser protagonistas durante esta estación.

Por eso, es importante poner a punto nuestro sistema inmune, que es el encargado de proteger nuestro organismo frente a agentes patógenos externos. Es de vital importancia por esta razón, aprender a cuidarlo ofreciéndole los nutrientes necesarios para mantener su buen estado.

Estos nutrientes incluyen ciertas vitaminas, esenciales para el funcionamiento de este sistema, y que podemos adquirir a través de los alimentos, y que en ciertos momentos puede ser complementada con suplementos alimenticios.

Además, según la EFSA, desequilibrios en los niveles de vitamina C incluyen debilidad y fatiga, tan comunes durante los cambios de estación.

naranjas vitamina c

Sistema inmunitario y defensas

Antes de nada, debemos saber cómo funciona el sistema inmunitario. Según la Sociedad Española de Inmunología, nuestras defensas están formadas por un complejo de células y factores solubles que trabajan de forma coordinada para mantener la integridad de nuestro organismo, es decir, que el conjunto de factores que intervienen en la respuesta de las defensas funcione correctamente.

Este sistema protege nuestro organismo de la invasión de virus, bacterias u hongos gracias a diversos procesos como la proliferación celular, la mejora de la síntesis de proteínas y la producción de mediadores así como cambios fisiológicos.

Sin embargo, las células del sistema inmune son vulnerables al estrés oxidativo y perjudican su capacidad de respuesta frente a estos microorganismos invasivos. Es por esto por lo que la vitamina C juega un importante papel en la función del sistema inmunológico, pues contribuye a proteger las células del daño oxidativo.

La función de la vitamina C en el sistema inmune

La vitamina C, según la Sociedad Española de Inmunología, forma parte de los nutrientes esenciales que debemos asimilar con una dieta adecuada, ya que, ayuda definitivamente al mantenimiento normal de las defensas, que son claves a la hora de luchar contra las infecciones.

De igual manera, y según la EFSA, la vitamina C contribuye a una función normal del sistema inmune.

Las personas mayores, individuos expuestos a sustancias químicas o personas con ejercicio intenso, generalmente deben vigilar su dieta y quizás elevar la ingesta de vitamina C alimentaria, ya que estas situaciones a veces demandan mayor capacidad antioxidativa para el buen funcionamiento de las defensas.

Propiedades de la vitamina C

Además de contribuir a la normal función del sistema inmune, la vitamina C actúa como antioxidante y como factor esencial en numerosas reacciones enzimáticas como la biosíntesis de colágeno en la piel, huesos, cartílagos y vasos sanguíneos. Por esto, es fundamental para el correcto funcionamiento de una gran variedad de procesos celulares.

Entre ellos, también destaca su papel para el funcionamiento del metabolismo energético y en la absorción del hierro.

¿Cómo y cuándo tomar vitamina C?

La vitamina C se encuentra de forma natural en los alimentos, y existen suplementos alimenticios que la contienen y pueden complementar la dieta.

Cantidad diaria recomendada de Vitamina C

Según la EFSA, la cantidad mínima recomendada de vitamina C en hombres adultos es de 90 mg al día, mientras que en mujeres es de 80 mg. Puesto que el cuerpo no la almacena con facilidad, debemos ingerirla a través de la dieta diariamente.

vitamina c desayuno

Alimentos que contienen vitamina C

Los alimentos que son más ricos en esta vitamina son las frutas cítricas como, por ejemplo, las naranjas, pomelos y kiwis. También contienen este nutriente los pimientos rojos y verdes y otras verduras y frutas tales como el brócoli, las fresas, el melón y el tomate.

Es muy importante seguir una dieta variada que permita suministrar al organismo nutrientes esenciales para su correcto funcionamiento.

Complementos alimenticios con vitamina C

Además de la ingesta a través de la dieta habitual, es posible ingerir esta vitamina mediante suplementos alimenticios que contengan vitamina C, que se pueden presentar en diversos formatos.

Por ejemplo, el formato liposomado asegura la biodisponibilidad de la vitamina C en el intestino.

¿Es posible tener exceso de vitamina C?

Es muy poco probable que la ingesta excesiva de vitamina C sea perjudicial. Como indica la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, los complementos alimenticios se deben tomar en las dosis diarias recomendadas en el etiquetado del producto, al mismo tiempo que no pueden sustituir una dieta equilibrada que permita aportar todos los nutrientes.

Lo recomendable es consultar a un profesional de la salud para saber con más detalle cuáles son las necesidades específicas de nuestro cuerpo.



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS