Unimos naturaleza y ciencia para cuidarte

Vitamina a vista

La vitamina A y su papel para la visión

Publicado: 4 diciembre, 2020 | 4'

Es indiscutible que vitaminas y minerales juegan un papel intrínseco en las funciones de nuestro organismo, y todas ellas cada vez son más conocidas. En este sentido, la vitamina A es una vitamina que participa en diversos procesos internos, pero, sobre todo guarda relación con el mantenimiento de una función visual normal.

La vitamina A es liposoluble siendo absorbida a través del intestino, y se encuentra de manera natural en los alimentos que consumimos. Desarrolla un papel en el sistema inmunitario y, sobre todo, para favorecer un buen funcionamiento de la vista. Una de las formas de vitamina A es la conocida por su denominación como retinol, que es parte de las estructuras del ojo y de su normal funcionamiento.

Como afirma la Academia Americana de Oftalmología la importancia de nutrir nuestro organismo es fundamental para la visión, ya que esta es necesaria para el mantenimiento de la retina y la córnea.

En la actualidad, el mantenimiento del cuidado de la vista es más importante que nunca debido al gran aumento de horas que la mayoría pasamos frente a pantallas como la del ordenador, la televisión, el móvil… Estos hábitos pasan factura en nuestros ojos, ocasionando sequedad y cansancio ocular. Por ello, mantener unos niveles normales de vitamina A en nuestro organismo ejerce una acción positiva sobre el estado de las membranas mucosas, especialmente las que conforman los ojos, ya que la humedad y lubricación son básicas para mantener estructura y función.

¿Por qué la vitamina A es de utilidad para nuestro organismo?

Existen infinidad de motivos por los que la vitamina A es importante en nuestro cuerpo, pero de manera más general, la vitamina A interviene en procesos como la división celular, los niveles de hierro, el sistema inmunitario, la piel y, como ya hemos visto en mayor medida, en la visión.

Una de las cualidades más aclamadas de esta vitamina es su papel como preservador de la función visual. Su presencia es básica para que los procesos en la retina se produzcan y podamos tener imágenes en nuestro cerebro de lo que percibimos en nuestro entorno.

Asimismo, otra función en la que se encuentra presente la vitamina A es el mantenimiento de las células de nuestra piel.

Mantenimiento de la visión

Para mantener una buena función visual es elemental la presencia de vitamina A, por su rol en la nutrición de partes del ojo como la córnea y la retina. La vitamina A tiene un gran papel dentro de la función de la visión, puesto que participa en la producción de los pigmentos que forman parte de la retina y que permiten ver el espectro de luz. Así mismo, un nivel normal de vitamina A nos permite favorecer una buena visión, inclusive cuando la luz es tenue.

La vitamina A también está implicada en la funcionalidad y adaptación de la visión cuando hay cambios repentinos de luz.

¿Qué propiedades aporta la vitamina A en la piel?

Las propiedades de la vitamina A en la piel han hecho que estos últimos años se haya extendido el uso de vitamina A o retinol en cremas hidratantes, o bien de manera muy concentrada en sérums para favorecer su efecto local. El principal responsable de su uso para la piel es su efecto sobre el mantenimiento de la piel y mucosas, así como su participación en la regeneración celular.

verduras vitamina a

¿Dónde podemos encontrar la vitamina A?

Esta vitamina se encuentra presente de manera natural en los alimentos que consumimos. La podemos encontrar en el hígado de los animales, la leche entera y otros alimentos fortificados, así como en alimentos vegetales ricos en carotenoides que se convierten de forma activa en vitamina A. Los carotenoides son los pigmentos que dan color a algunas frutas y verduras, por lo que una buena elección para encontrar vitamina A es en alimentos de colores naranjas y amarillos.

Por esto, los alimentos con mayor contenido en esta vitamina son las zanahorias, lechuga, bonito, pimientos rojos y huevos.

Formas de vitamina A en los alimentos

En cuanto a la vitamina A que se encuentra en los alimentos, se pueden encontrar de dos maneras:

  • Retinol: aquella que proviene de los alimentos de origen animal. Generalmente, al ser liposoluble es necesaria la presencia de grasa animal, por lo que algunos de los alimentos que más contienen esta vitamina son pescados como el salmón, o el hígado de la ternera.
  • Carotenoides: que se encuentran en las frutas y verduras, es decir, en alimentos de origen vegetal. En este caso, el más conocido es la zanahoria, aunque también podemos encontrar otros como las espinacas o la calabaza. Los carotenoides son pro-vitamina A, es decir, que al ingerirse nuestro cuerpo lo transforma en la forma activa de vitamina A.

Cantidad diaria recomendada de vitamina A

La cantidad de referencia diaria de esta vitamina depende principalmente del sexo y la edad.

La EFSA recomienda valores de ingesta diaria para adultos mayores de 18 años de 0,65 hasta niveles máximos de 3 miligramos de RE.

  • ¿Qué significa RE?

RE=equivalente de retinol, lo que significa que estamos aportando exactamente la cantidad de forma activa de la vitamina A que es el retinol. Existen otras medidas como la UI (Unidad Internacional), para referirse a la cantidad de una sustancia basada en su actividad biológica. En el caso de la vitamina A la equivalencia es 1 mg=1818 UI.



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS