Unimos naturaleza y ciencia para cuidarte

Selenio, el antioxidante aliado de tu pelo y uñas

Publicado: 11 diciembre, 2020 - Actualizado: 30 abril, 2021 | 3'

El selenio es un mineral clave para el normal funcionamiento de numerosos procesos del organismo, participando en diversas funciones biológicas, en gran medida antioxidantes, las cuales influencian entre otros al sistema inmune. 

Es un oligoelemento esencial, ya que nuestro cuerpo no lo genera por sí solo, por lo que este mineral se ingiere a través de la alimentación y es absorbido para alcanzar unos niveles normales tanto en tejidos como en sangre. 

Desde MARNYS® te contamos todas las propiedades y el importante papel que juega en nuestro cuerpo este mineral y, sobre todo, de qué fuentes alimentarias puedes obtenerlo.

Propiedades del selenio en el organismo

Nuestro organismo requiere del mineral selenio principalmente en el proceso de producción de unas proteínas especiales denominadas enzimas antioxidantes. Estas son las que participan en el proceso contra el daño oxidativo en la protección de las membranas celulares junto con otros nutrientes como la vitamina E. 

Además de su papel frente a los radicales libres oxidativos, el selenio también es importante en procesos relacionados con la espermatogénesis, la función de la glándula tiroidea y el sistema inmune en su función frente a agentes nocivos.

En el sistema inmune, el selenio y su “ejército” de selenoproteínas (enzimas antioxidantes), desempeña un papel importante en la iniciación de la inmunidad "normal", así como en la regulación de las respuestas inmunitarias excesivas.

Junto a estos procesos internos, también contribuye en el mantenimiento normal del pelo y las uñas.

selenio y pelo

¿Dónde se almacena el selenio en el cuerpo?

El sistema músculo esquelético es uno de los principales lugares junto con el hígado, donde se almacena el selenio en nuestro organismo, representando ambos alrededor de un 60% de la reserva total. Este va seguido del riñón con 15% y 10% en el plasma sanguíneo. 

En su totalidad, la cantidad de selenio que se encuentra en nuestro cuerpo puede variar en gran medida dependiendo de la edad, condiciones de salud y hasta el ámbito geográfico. De esta forma, la cantidad de este mineral varía por ejemplo según las condiciones ambientales y suelos agrícolas de todo el planeta, que inciden directamente en los cultivos y, posteriormente, en nuestro organismo o en los animales al ingerirlos.

¿Qué alimentos contienen selenio?

Como hemos mencionado, la cantidad de selenio en los alimentos puede variar en función de las condiciones medioambientales y diferencias geográficas del lugar en el que se cultiven, así como las prácticas agrícolas en ellos, y en lo que consumen los animales desde plantas u algas.

La cantidad de selenio en los alimentos vegetales dependen de los niveles de este mineral en el suelo y de otros factores como el pH del suelo, que están asociados o determinan la ubicación geográfica. 

De esta forma, los alimentos vegetales, como las verduras, son las fuentes alimenticias más comunes de selenio y la cantidad en ellas depende de la presencia de este mineral en el suelo donde la planta creció. 

Otra muy buena fuente de selenio son las nueces de Brasil, pero también el pescado y mariscos, carnes rojas y pollo, así como los huevos y granos. El contenido en estas fuentes alimenticias también es proporcional a la ingesta que ellos hagan de plantas, algas u otros elementos sean de origen vegetal o animal. 

¿Qué cantidad de selenio necesito al día?

El selenio tiene una alta absorción en el organismo a través de la alimentación, de más del 80%. La ingesta diaria adecuada recomendada por la EFSA del selenio oscila entre 55 microgramos (μg) en adultos y jóvenes mayores de 12 años hasta el límite superior de ingesta de 300 μg/día, tanto en hombres como en mujeres, incluyendo embarazadas.

Complementos alimenticios con selenio

Junto con una dieta equilibrada de alimentos que contengan selenio, puedes complementarla con suplementos alimenticios que contienen este mineral, generalmente en formato de cápsulas. Los compuestos de selenio en forma de selenato o selenito son absorbidos muy eficientemente por el organismo.

  Referencias



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS