¡Mi hijo se ha dado un golpe! ¿Qué puedo hacer?

Publicado: 30 julio, 2020

La actividad de nuestros hijos, ya sea en casa o al aire libre, se incrementa notablemente durante los meses de verano. Los más pequeños de la familia están ya de vacaciones y disponen de mucho más tiempo libre para jugar con sus hermanos o amigos.

Es frecuente que la falta de control sobre su propio cuerpo acabe, en algunos casos, en pequeños golpes que producen moretones.

En este post te contaremos, entre otras muchas cosas, el proceso por el que pasa la zona del cuerpo que ha recibido un golpe, qué ocurre si aparece un moretón y por qué cambian de color o cómo podemos actuar para aminorar la hinchazón.

¿Qué ocurre en nuestro cuerpo al recibir un golpe?

La mayoría de los golpes producen lesiones en los tejidos blandos que implican un daño en la estructura del tejido produciendo dolor, y en una ruptura de los capilares y vasos sanguíneos que inician el proceso de curación. 

Por lo general, el proceso de reparación comienza con una inflamación y la acumulación de glóbulos blancos localizada, encargados de eliminar cuerpos extraños y del restablecimiento de la continuidad de la piel.

Golpes en niños

Por general, los golpes son frecuentes en niños de corta edad. ¿Quién no recuerda haberse caído de una silla, de la bicicleta, o jugando durante el recreo en el colegio?

Afortunadamente, la mayoría de estos son leves y únicamente producen moretones, raspones y dolor en la zona del golpe.

niños columpio

¿Qué es un moretón y por qué se produce?

Un moretón es una marca en la piel que se produce tras un golpe o impacto en alguna zona de nuestro cuerpo. Este impacto rompe pequeños vasos sanguíneos que se abren y dejan salir la sangre por debajo de la piel, que queda atrapada debajo de la superficie produciendo el cambio de color visible en nuestra piel.

Hasta que desaparecen con el paso de los días, los moretones suelen ser dolorosos y presentar hinchazón. Durante los primeros días, suele ser sensible al tacto y es posible que dificulte el uso del músculo afectado.

¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer un moretón?

No todas las personas reaccionan igual ante un golpe, ya que algunas son más propensas a tener moretones con facilidad, a diferencia de otras que presentan un tejido cutáneo más resistente.

En cualquier caso, la mayoría de los moretones desaparecen en un par de semanas aproximadamente o incluso antes, aunque también puede llevar meses dependiendo de su magnitud.

¿Por qué los moretones cambian de color?

 

Todos los que alguna vez hemos sufrido un golpe sabemos que los moretones cambian de color con el paso de las horas y días. Estos cambios se deben a la reacción química de la sangre

El moretón irá pasando por distintas tonalidades a medida que se va reparando la zona afectada. 

  1. Primero, rojo por la acumulación de sangre tras la rotura de los capilares y se presenta blando y doloroso al tacto, además de presentar hinchazón.
  2. Después, en un par de días, azulado o morado porque los glóbulos rojos presentes en la sangre comienzan a liberar hemoglobina.
  3. Más tarde, entre 5 y 10 días, verdoso por la transformación de hemoglobina en biliverdina.
  4. Y, finalmente, amarillo porque la biliverdina acaba mutando en bilirrubina

No te asustes por el cambio de color. Es una señal de que evoluciona según lo previsto y en unos días desaparecerá.

¿Qué hacer ante un golpe? ¿Cómo aminorar la hinchazón?

Aplica hielo 

Envuelve hielo en un trapo limpio y aplícalo sobre la superficie golpeada durante no más de 20 minutos. Eso sí, recuerda cubrir siempre el hielo con algo, un trapo limpio, por ejemplo, y no aplicarlo directamente sobre la zona afectada

Retíralo y descansa por 10 minutos y repite la misma operación siguiendo esta misma pauta durante una hora. Es importante actuar rápido y realizar esta operación inmediatamente después de haber recibido el golpe; de nada sirve aplicarla días después. El hielo actúa cerrando los capilares que se han roto y, además, ejerce efecto calmante y aminora la hinchazón.

Aceite de árnica  

Existen aceites esenciales que pueden ayudar a calmar la piel tras un golpe. Este es el caso del Aceite de árnica, que contiene helanina, fenoles y flavonoides, de reconocida utilidad por parte de la Comisión E Alemana para golpes y moretones

Se puede encontrar en productos destinados específicamente para calmar la piel tras los golpes en cómodos formatos de aplicación, muy útiles sobre todo para su aplicación en niños.

  Referencias