Unimos naturaleza y ciencia para cuidarte

¿Es posible controlar la psoriasis? Te contamos todo sobre esta afección en la piel

Publicado: 19 octubre, 2020 | 4'

La respuesta es sí, pero para saber por qué, primero debemos conocer un poco más sobre la psoriasis. Nuestra piel es uno de los órganos más sensibles de nuestro cuerpo y, precisamente por eso, tenemos que saber cómo cuidarla, mimarla y nutrirla. Este tejido suele verse afectado por agentes externos e internos que pueden ocasionar lesiones. 

Una de las afecciones de la piel más frecuente, aunque también más desconocida, es la psoriasis. Te contamos de qué se trata y cómo controlar sus síntomas, coincidiendo con la conmemoración de su día mundial, el 29 de octubre.

¿Qué es la psoriasis y por qué se produce?

Según la Academia Española de Dermatología y Venereología, la psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica del sistema inmunitario que afecta a la piel, uñas y articulaciones. Es una de las afecciones dermatológicas más comunes, ya que, según la Asociación Española de Pacientes de Psoriasis y Artritis Psoriásica, afecta a un 2,3% de la población.  Entre sus causas se encuentra una predisposición genética, aunque aparte de esta predisposición, son necesarios otros factores desencadenantes. 

La psoriasis es una enfermedad de las denominadas autoinmunes. Nuestro sistema inmunitario es el encargado de protegernos de enfermedades e infecciones. En patologías autoinmunes como la psoriasis, el sistema inmunitario de los afectados ataca las células sanas de su cuerpo por error provocando lesiones en la piel. 

Tipos de psoriasis

Esta patología se clasifica en dos grandes grupos: psoriasis y artritis psoriásica. La primera, de la que ya hemos hablado, afecta sobre todo a la dermis, localizándose en forma de placas en las rodillas, codos y zona sacra, en palmas y plantas, cuero cabelludo, uñas, cara y pliegues. 

Otros tipos dentro de este grupo son:

  • Psoriasis eritrodérmica, poco frecuente y que afecta a casi toda la capa cutánea.
  • Psoriasis pustulosa, caracterizada por la aparición de pústulas sobre las placas.

El otro gran grupo es La artritis psoriásica, caracterizada por la inflamación crónica de las articulaciones a las que afecta.

psoriasis codos

¿A quién afecta la psoriasis?

La psoriasis suele aparecer entre los 15 y 35 años, pero también puede afectar a niños y a personas mayores. Algunos tipos de psoriasis tienen más presencia durante la niñez mientras que otros son más habituales durante la adolescencia.

Genética

Según el estudio Genética y Psoriasis de la Asociación Española de Pacientes de Psoriasis y Artritis Psoriásica, el riesgo genético de padecer psoriasis se cifra en un 14%, es decir, el riesgo de transmitir la enfermedad a los hijos en el caso de que uno de los progenitores la tenga. En el caso de ser los dos, el riesgo se eleva a un 41%. No obstante, es importante recordar que un individuo puede portar el gen y no manifestar la enfermedad. 

Factores de riesgo

Con todo, la mayoría de los casos de psoriasis, 8 de cada 10, se relacionan con factores externos y medioambientales, así como el estilo de vida de cada persona. El estrés, malos hábitos como el alcohol, el tabaco o el sedentarismo también pueden desencadenar y acentuar los síntomas. Es aconsejable llevar una vida sana con una dieta equilibrada y práctica regular de deporte.

Entonces, ¿la psoriasis es contagiosa?

A diferencia de lo que creen muchas personas, la psoriasis no se transmite entre individuos y, por tanto, no es contagiosa. Como ya hemos visto, aunque tenga un componente genético, la transmisión hereditaria es baja, pues solo comprende un 14% si únicamente uno de los progenitores es portador de esta afección.

Principales síntomas de la psoriasis

Los síntomas varían según la experiencia de cada paciente. Según la Guía para pacientes con psoriasis de la Academia Española de Dermatología y Venereología, los síntomas pueden ser leves, como placas y picores ocasionales, aunque también pueden darse síntomas más intensos, sobre todo cuando las placas se cubren de escamas nacaradas que pueden desprenderse con regularidad. 

Cabe destacar que, según el tipo de psoriasis que tenga el paciente, la aparición de placas puede ser parcial y en distintas partes del cuerpo, así como de forma más grave cubriendo la mayor parte de la piel o en forma de pústulas, lo que ocasiona picor y dolor en los pacientes.

cremas psoriasis

Consejos para controlar los síntomas de la psoriasis

Los síntomas de la psoriasis son dermatológicos, por lo que el cuidado de la piel será imprescindible para tratar las molestias. Para controlar los síntomas de la psoriasis, es necesario cuidar factores como la dieta, el estilo de vida y, muy importante, los productos de higiene personal. 

Es recomendable el uso de productos de higiene específicos para mantener la piel hidratada, ya que la falta de hidratación puede agudizar los síntomas de esta enfermedad. La hidratación de la piel ayuda a evitar el deterioro de las lesiones ocasionadas, así como a proteger la barrera cutánea y evitar la incidencia de factores externos.

Alimentación

Tal y como hemos visto, la alimentación desempeña un papel importante frente a la psoriasis. Para llevar a cabo una buena alimentación y dieta equilibrada se recomienda incluir en ella frutas, verduras, hortalizas y legumbres, así como carnes y pescados teniendo en cuenta aquellos que más nutrientes esenciales aporten al organismo.

Presta atención a los cosméticos e hidrata tu piel

La hidratación y la higiene de la piel no solo tiene ventajas estéticas, sino que es fundamental para nutrirla y cuidarla. Los aceites cosméticos y naturales son un buen aliado para cuidar e hidratar nuestra piel.

En todo caso, y ante cualquier síntoma o sospecha de alguna dolencia en tu piel, lo recomendable es que acudas a un especialista o dermatólogo.



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS