Aceite de Jojoba, un producto natural con larga trayectoria

Publicado: 20 mayo, 2019 - Actualizado: 28 julio, 2020 | 4'

El aceite de jojoba es un producto natural que se extrae de las semillas de la planta Simmondsia chinensis, originaria de las zonas desérticas del suroeste de Estados Unidos y norte de México.

Durante cientos de años fue reconocida y utilizada por los aztecas antes del descubrimiento de América, quienes le atribuyeron excelentes propiedades para calmar e hidratar la piel y el cabello. Recientes investigaciones confirman que las leyendas aztecas son superadas con creces por las propiedades del aceite de jojoba (o más que aceite, cera líquida), de composición química similar a las ceramidas de nuestra piel.

Efectivamente, las semillas de la jojoba contienen entre 44-50% de ésteres líquidos (cera) que se extraen por prensado mecánico, resultando en un producto muy puro, un aceite de 'grado dorado'.
aceite de jojoba puro

Composición del extracto de Jojoba

En su compleja composición hay un 97% de ceramidas, lo que hace que resulte extremadamente estable al calor y a la oxidación conservándose perfectamente con el paso del tiempo y manteniendo íntegras sus propiedades.

Las ceramidas y la jojoba

Las ceramidas son sustancias que recubren las células de la epidermis regulando su hidratación. Las ceramidas del aceite de jojoba son muy similares a las de la piel, contribuyendo a la sebo-regulación, reparación y mantenimiento de la estructura de la piel.

En su composición también encontramos alto contenido en vitamina E, que tiene un papel fundamental como fotoprotector de la piel y el cabello, ayudando frente al daño inducido por radicales libres, que son responsables del envejecimiento prematuro.

Otro de sus componentes es el ácido linoléico que actúa regenerando las células de la piel para mejorar su elasticidad.

Propiedades del Aceite de Jojoba

El aceite de jojoba restaura el equilibrio de la piel y cabello por su elevado contenido de ceramidas que contribuye a controlar la producción de sebo y humedad, devolviendo la flexibilidad, suavidad y brillo a la piel y al cabello.

Beneficios para el pelo:

El aceite de jojoba posee propiedades acondicionadoras para el cabello, sobre todo ayudando a fortalecer el cabello quebradizo y aportando suavidad y brillo. Favorece el mantenimiento del cuero cabelludo debido a que modula la función del folículo piloso, contribuyendo así a mejorar la apariencia del cabello.

El aceite de jojoba equilibra la producción de sebo por lo que es muy beneficioso para el pelo excesivamente graso o excesivamente seco.

Beneficios para la piel:

El aceite de jojoba penetra fácil y profundamente en la dermis, suavizando y protegiendo la piel. Además, el aceite de jojoba natural no deja sensación grasa, no es pegajoso y no obstruye los poros.

Por su capacidad seborreguladora es muy efectivo en las pieles mixtas o grasas y con tendencia acnéica o con puntos negros, porosidad, etc. facilitando el control sebáceo y ayudando a mejorar y reparar la apariencia de la piel.

Como rico humectante de la piel, regula la pérdida de agua transepidérmica (del interior hacia el exterior y viceversa), por lo que ayuda a prevenir las arrugas, mejorar la apariencia de las estrías, otorgar tersura e hidratación a las pieles secas o descamadas y reparar la barrera cutánea.

beneficios aceite de jojoba

 

Usos del Aceite de Jojoba

Usos para la piel del cuerpo y rostro:

  • Desmaquillante: poner en un algodón unas gotas de aceite de jojoba. Elimina los restos de suciedad y maquillaje, y nutre la piel.
  • Hidratante facial: aplicar por las noches, después de la limpieza del rostro, como un aceite hidratante de cuidado nocturno especialmente apropiado para pieles grasas con tendencia al acné.
  • Aceite para después del afeitado: se puede aplicar sobre la cara para ayudar a remitir el enrojecimiento y la irritación que aparecen después del afeitado, dejando la piel suave y protegida.
  • Aceite corporal: aplicar diariamente sobre el cuerpo húmedo o seco, masajeando ligeramente hasta que se absorba completamente. Por su capacidad de regular el sebo, es recomendable como aceite corporal para personas con piel grasa o que presentan granitos, espinillas o puntos negros. En casos de tratamientos contra el acné se puede combinar con el aceite esencial de árbol de té o tomillo, siempre consultando con un profesional en casos de acné severo.
  • Acondicionador para piel seca: para todo tipo de pieles y para las personas con la piel seca, el aceite de jojoba ayuda a mantener la piel hidratada, suave y protegida.
  • Aceite de masaje: el aceite de masaje de jojoba es adecuado para todo tipo de pieles, en especial en pieles grasas y mixtas, ya que equilibra la piel grasa, manteniendo la funcionalidad del folículo piloso. Se aplica directamente sobre la piel ligeramente húmeda o seca.
  • Estrías del embarazo: el aceite de jojoba 100% natural se puede utilizar durante el embarazo para ayudar a la elasticidad de la piel y prevenir las estrías.
  • Aceite para el baño: al preparar el agua de la bañera, añadir dos cucharadas de aceite de jojoba para beneficiarnos de sus propiedades.

Usos para el pelo:

  • Acondicionador para brillo y cuidado del cabello: aplicar una pequeña cantidad directamente sobre el cabello limpio y húmedo, desde las raíces hasta las puntas y masajear suavemente, aclarando después. Se puede utilizar 1 o 2 veces a la semana. También se puede combinar con el champú habitual, añadiendo 6-7 gotas de aceite de jojoba al champú y dejar que actúe unos 3 minutos antes de aclarar el cabello. Adecuado para todo tipo de cabello, especialmente pelo graso o excesivamente seco.
  • Mascarilla para cabellos castigados y quebradizos: masajear todo el cabello con aceite de jojoba y cubrir con una toalla templada dejando actuar durante 20 minutos. Aclarar con agua y a continuación lavar el cabello con el champú habitual.

Descubre la gama de aceite de jojoba MARNYS®

Gama de aceite de jojoba MARNYS



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS