¿Qué es el aceite de semilla de cáñamo?

Publicado: 1 julio, 2020 - Actualizado: 27 julio, 2020

C. sativa (cáñamo) es originaria de Asia y su uso para producir fibras y confeccionar diversos productos textiles data del 4000 a.C., mientras que su registro de uso del herbolario tradicional data de 2700 a.C. De acuerdo con el conocimiento popular, se le han atribuido propiedades diversas desde su uso en la medicina Ayurvédica, como alimento y su uso industrial.

Composición del Aceite de la semilla de Cáñamo

La producción de derivados del cáñamo está sujeta a una reglamentación muy estricta, y sus semillas y proceso de extracción del aceite, no contiene cantidades significativas de sustancias psicotrópicas (el denominado THC, tetrahidrocannabinol), lo que lo hace perfecto para el consumo directo y sin riesgo. El cáñamo está compuesto por el cannabidiol (CBD), el cual no tiene efectos psicoactivos y ha demostrado algunas propiedades saludables interesantes.

Es importante destacar que la AECOSAN confirma lo siguiente: “Respecto a los alimentos derivados del cáñamo autorizados para ser comercializados en la Unión Europea, sólo presentan historial de consumo seguro y significativo aquellos procedentes exclusivamente de las semillas del cáñamo, por ejemplo aceite, proteína de cáñamo, harina de cáñamo, y siempre y cuando sean variedades de Cannabis sativa L. con contenido en tetrahidrocanabinol por debajo del 0,2%.”

Hoja cañamo

Propiedades del aceite de cáñamo

El cáñamo también puede ser utilizado como un superalimento pues sus semillas poseen grandes cantidades de Omega 3 y Omega 6. Pueden elaborarse también aceites y otros productos con las semillas, y las variedades consideradas para estos fines son aquellas que están libres de THC.

Los ácidos grasos esenciales ácido linoleico y ácido α-linolénico son componentes de los tejidos del sistema nervioso y del cardiovascular, así como son precursores de otros ácidos grasos de importancia: DHA-EPA y ácido gamma-linolénico, respectivamente.

Las semillas de cáñamo se pueden comer crudas, molidas en una comida, en leche de cáñamo (similar a la leche de soya) y preparada como té.

La composición en ácidos grasos esenciales Omega 6 y Omega 3 (ácidos linoleico y α-linolénico), del aceite de las semillas de Cáñamo, tiene efectos positivos en nuestro organismo, especialmente para el sistema cardiovascular, en el proceso metabólico de la glucosa, en el sistema inmune y como efecto antiinflamatorio.

Sistema cardiovascular

La EFSA (on hold 4673) declara que las semillas de aceite de Cáñamo son beneficiosas para el sistema cardiovascular y ayuda al control de los niveles de colesterol y triglicéridos, por la relación de sus Omega 3 y 6, que ha podido observarse en estudios que han determinado un efecto positivo sobre la contractilidad del corazón y en la circulación.

Sistema inmune

La óptima relación de los ácidos grasos esenciales Omega 6/ Omega 3, en el Aceite de Cáñamo apoya al sistema inmune (EFSA on hold 4675). Un estudio conducido en 117 individuos mostró que el aceite de las semillas de Cáñamo redujo el período de tratamiento en 8 días, en casos con afecciones de nariz, garganta y oídos, cuando se comparó con tratamientos estándar.

Efecto antiinflamatorio

El aceite de Cáñamo y su relación de Omegas ejercen efecto antiinflamatorio (EFSA on hold 4676, 4677), que pueden ayudar al alivio de afecciones musculares y osteoarticulares.

Cómo tomar aceite de cáñamo

El aceite de semilla de cáñamo o de cannabis se recomienda consumirlo en crudo, sin cocinar, ya que cuando es sometido a altas temperaturas sus propiedades pueden variar.

Se puede utilizar como elemento habitual en la comida y añadirlo a platos como ensaladas, pasta, arroz, tostadas e incluso caldos aportando un olor y sabor similar a la avellana. En definitiva, a cualquier receta con el objetivo de incrementar la ingesta de omegas saludables (Omega 3 y 6).

  Referencias