Diabéticos: qué es la diabetes, tipos y alimentación

Publicado: 14 noviembre, 2018 - Actualizado: 8 septiembre, 2020 | 4'

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es un grupo de enfermedades caracterizadas por un alto nivel de glucosa, resultado de los defectos en la capacidad del cuerpo para producir o usar insulina. La obesidad, el colesterol alto, la presión arterial alta y el sedentarismo son algunos de los factores de riesgo de las personas diabéticas.

Según la Asociación Americana de la Diabetes (ADA), la diabetes se divide clínicamente en 4 tipos:

  • Diabetes Tipo 1, presenta deficiencia absoluta de la insulina, definida a veces como insulino-dependiente.
  • Diabetes Tipo 2 donde existe tanto resistencia a la acción como disminución de la secreción de la insulina, denominada como no insulino-dependiente.
  • Diabetes gestacional, la que se diagnostica durante el embarazo.
  • Otros tipos específicos de diabetes por causas diversas, por ejemplo: defecto genético, enfermedad del páncreas, producida por fármacos, etc. 

Algunas de las recomendaciones que se han establecido a nivel mundial para prevenir o retardar la aparición de la diabetes son la disminución de peso, dieta variada y equilibrada o realizar actividad física moderada al menos 150 minutos a la semana.

Controla la Diabetes y disfruta de tu día a día

El control sanguíneo de la glucosa es fundamental ya que un estado de hiperglucemia crónica conlleva una serie de problemas orgánicos generalizados, como la alteración del metabolismo de azúcares, proteínas y lípidos, del peso, la piel, la tensión arterial, la circulación, disminución de la visión, afectación de los riñones, perturbaciones neuromotoras, estrés oxidativo, entre otros.

Es importante que los diabéticos establezcan indicadores de control y hábitos para una buena calidad de vida:

Glucemia en diabéticos

Establecer el hábito de medir la glucosa sanguínea es clave para el tratamiento de la diabetes. Entre los ingredientes naturales que contribuyen al control de la glucemia se encuentran la Canela y el Cromo, los cuales han demostrado contribuir al mantenimiento de los niveles de glucosa en sangre en individuos con Diabetes tipo 2.

Visión en diabéticos 

Visión en diabéticos 

Las revisiones periódicas oftalmológicas son primordiales especialmente del estado de la retina para prevenir, detectar y tratar con éxito cualquier tipo de complicación. La Sociedad Española de Diabetes recomienda que en diabéticos tipo 1, las revisiones deben ser anuales (a partir de los cinco años de diagnóstico), y en los diabéticos tipos 2 desde el inicio del diagnóstico y periódicamente dependiendo del riesgo. El ojo es sometido constantemente al estrés oxidativo por ser un órgano fotosensible, es por ello importante incluir en la dieta, ingredientes antioxidantes tales como vitaminas, carotenos, etc.

Huesos, articulaciones y piel en diabéticos 

Una de las complicaciones de la diabetes es la variación del metabolismo, que mantiene la estructura de los tejidos conectivos que forman la piel, huesos y articulaciones. Además de los cuidados de dieta y tratamiento, se deben agregar; la práctica de ejercicio físico, una buena hidratación (que también ayuda al riñón), y la vigilancia del estado de las extremidades, especialmente los pies.

Existen opciones naturales que pueden ayudar en este cuidado tales como las vitaminas E y D, minerales como el calcio, magnesio y zinc, y aceites emolientes que favorecen el mantenimiento de la piel.

Colesterol y triglicéridos en diabéticos 

Entre las personas diabéticas es muy frecuente que se produzca un desbalance del nivel de lípidos, lo que origina problemas ateroescleróticos, descontrol del peso e incremento del estrés oxidativo. Una dieta adecuada al perfil diabético de la persona contribuye a mejorar y normalizar estos indicadores. 

Los suplementos alimenticios a base de Omega 3 son muy útiles para el mantenimiento normal de los niveles de triglicéridos y colesterol, y también a la función del corazón.

Tensión arterial en diabéticos 

Controlar y mantener una tensión arterial de 130/80 disminuye los riesgos de padecer problemas cardiovasculares. Combinar hábitos de vida saludable (alimentación y actividad física) con el soporte de alternativas naturales tales como el ajo, favorece la función cardiovascular y el mantenimiento de una circulación sanguínea normal.

Metabolismo en diabéticos 

En personas diabéticas existe un desbalance metabólico que repercute en el peso y altera el funcionamiento orgánico. Dicho desbalance afecta a órganos tan importantes como el riñón, por su elevada eliminación de proteínas y de cuerpos cetónicos. Nuevamente la adecuación y control de la dieta y soportes alimentarios son esenciales para lograr el mantenimiento de la funcionalidad de nuestro cuerpo.

Entre las alternativas naturales que pueden complementar una dieta saludable, se encuentran la Jalea Real y el Propóleo. Su aporte nutricional (vitaminas, minerales, azúcares aptos para diabéticos, ácidos grasos esenciales, fenoles, entre otros), complementa una alimentación saludable y otorga un extra energético en situaciones especiales.

Alimentación para diabéticos 

Las personas con diabetes deben repartir adecuadamente los alimentos a lo largo del día y evitar la comida con elevadas cantidades de carbohidratos y grasas. Por eso, los sustitutos del azúcar y la sal son excelentes opciones para lograr un control adecuado de la diabetes. La estevia, la sucralosa y la sal de potasio son las más ampliamente recomendadas por las sociedades médicas.

 
  Referencias



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS