Plan Detox: cómo eliminar las toxinas del organismo

19 diciembre, 2018

Sobre todo tras épocas de comidas copiosas, nuestro cuerpo necesita "limpiarse". Si alguna vez te has preguntado cómo elimina el cuerpo las toxinas, has de saber que no solo se protege con un mecanismo sino con varios. El hígado, los riñones, el intestino, los pulmones y la piel son los cinco filtros de los que dispone nuestro organismo para mantener las toxinas a raya. En este artículo nos vamos a ocupar de los dos primeros; el hígado y los riñones, para comprender la importancia de la desintoxicación, también conocida como detoxificación o détox.

Es muy importante saber que estos magníficos filtros naturales son los responsables directos de nuestra calidad de vida. ¿Sabes cuáles son las funciones del hígado y de los riñones? ¿Qué alimentos y hábitos son sus enemigos? ¿Qué nos puede ayudar a detoxificar nuestro organismo?

¿Cuál es la función del hígado?

Hígado

El hígado se encuentra en la zona abdominal. Está compuesto de dos lóbulos, uno más grande a la derecha y otro más pequeño a la izquierda. El hígado pesa alrededor de 1,4 kilos en un adulto medio y juega un papel clave en la salud. Después de todo, es el segundo órgano más grande del cuerpo y el único que se puede regenerar.

Por el hígado circulan la sangre y la bilis. La sangre entra en el hígado procedente del aparato digestivo con los nutrientes, medicamentos y en algunos casos virus, bacterias, parásitos y otros elementos que contienen toxinas. Las sustancias que entran en el hígado pueden ser procesadas, almacenadas o modificadas para volver a la sangre o encaminarse al intestino para ser eliminadas. En el hígado se selecciona qué hacer con cada sustancia, filtrando, reconvirtiendo o desechando. Es la planta química que nos permite alimentarnos y detoxificarnos.

El hígado tiene muchísimas funciones y también actividades metabólicas con los carbohidratos, las proteínas y las grasas o lípidos. Si tuviésemos que resumirlas, diríamos que algunas de las funciones más importantes del hígado son:

  • Filtra la sangre que viene del tracto intestinal antes de retornar al torrente sanguíneo.
  • Efecto detox de los químicos y metabolización de los fármacos.
  • Secreción de la bilis.
  • Forma y regenera la sangre. Puede almacenar hasta 1,5 litros.
  • Convierte los nutrientes en sustancias que nuestro cuerpo puede asimilar, las almacena y se las provee a las células cuando éstas las necesitan.
  • Rompe las moléculas de grasa y las convierte en energía.
  • Vigila que el nivel de glucosa en la sangre sea el adecuado. Si el nivel de glucosa es elevado, retirará el azúcar de la sangre y la almacenará en forma de glucógeno. Si es bajo, romperá el glucógeno y liberará azúcar.
  • Puede almacenar vitaminas y minerales como hierro o cobre y liberarlos cuando el cuerpo los necesite.

¿Cuál es la función de los riñones?

Riñones

Los riñones forman parte del aparato urinario y están situados por encima de la cintura. Son dos órganos del tamaño de un puño y cada riñón pesa unos 150 gramos. La limpieza de los riñones es crucial para una buena salud. Sus principales funciones son:

  • Eliminar a través de la orina las sustancias de deshechos y tóxicas.
  • Mantener los niveles de agua, azúcar, sal o potasio en la sangre a pesar de los cambios en nuestra dieta.
  • Separar lo que sea útil para ser devuelto al torrente sanguíneo; lo que desecha pasa al sistema urinario. Este proceso se realiza varias veces para asegurar que nada necesario se desperdicia. Aproximadamente cada hora, los riñones han filtrado la totalidad de la sangre del cuerpo, llegando a purificar 180 litros al día y enviar a su expulsión 1,5 litros de orina. La cantidad de orina diaria es un buen indicativo de la salud de los riñones.

¿Cuáles son los enemigos del hígado y los riñones?

Las carnes rojas, las grasas, el alcohol, la comida rápida, los refrescos, los excesos de proteínas, la sal, los lácteos enteros, la bollería industrial, el tabaco, las drogas y la insuficiente ingesta de agua, son los principales enemigos del hígado y los riñones.

Su abuso puede causar algunas de las enfermedades más comunes del hígado como hepatitis, cirrosis, cáncer de hígado o fallo hepático. En España, lamentablemente, es muy conocida la enfermedad del hígado graso, que no está asociada al consumo del alcohol sino a la obesidad. En el caso de los riñones, al estar muy relacionados con el corazón, las dos causas principales que pueden generar afecciones en los riñones son la diabetes y la hipertensión.

¿Cómo podemos ayudar a detoxificar nuestro organismo?

La naturaleza pone a nuestro alcance alimentos y suplementos que ayudan a la limpieza del hígado y los riñones. Toma nota:

Alcachofa

Lo hemos escuchado muchas veces. La alcachofa es muy buena para la función del hígado, y porque facilita el tránsito intestinal.

Remolacha

La Remolacha (Beta vulgaris) es considerada como un "alimento funcional", y sus propiedades naturales para el bienestar corporal se remontan a la época de los romanos. La Remolacha es rica en varios compuestos bioactivos que pueden ser útiles para una dieta saludable, entre ellos la Betaína, que es un compuesto que se produce naturalmente en el hígado y que está relacionado con el aminoácido metionina.

Vitamina B12

La vitamina B12 contribuye con la producción de la energía, también con la fabricación de los glóbulos rojos y el cuidado de las terminaciones nerviosas.

Colina

La colina es un suplemento tan importante para la salud que se encuentra en muchos alimentos aunque en pequeñas cantidades. Es muy bueno para el hígado porque contribuye al mantenimiento del normal funcionamiento hepático, y junto a la vitamina B12 contribuyen al metabolismo de la homocisteína.

Inositol

Procede del arroz integral. También se conoce como compuesto vitamínico B8, presente en todas las células de nuestro cuerpo. Está contenido naturalmente como fosfolípido en todas las membranas del cuerpo, especialmente en el hígado y sistema nervioso.

Vitamina E

La vitamina E también se conoce como tocoferol. Nos protege de los radicales libres responsables del daño oxidativo de los tejidos.

Romero y Enebro

Se han usado tradicionalmente para el bienestar digestivo.

Cardo mariano

El cardo mariano es un gran aliado de la normal función hepática.

Rábano negro

El Rábano se cree que procede de China, y su raíz tiene un sabor pungente, y suele consumirse en ensaladas. Sus componentes azufrados le dan el característico sabor y olor, y ha sido tradicionalmente usado en China para el bienestar digestivo.

Limón

Cómo no, el limón colabora una vez más en la mejora de la salud. Es muy bueno para depurar, alcalinizar e hidratar, además de su contenido en vitamina C.

Si tienes por delante un calendario repleto de comidas y cenas copiosas, como por ejemplo durante Navidad, o si tu rutina social implica comer muchas veces fuera de casa, acuérdate de estos alimentos y suplementos para ayudar a detoxificar el hígado y limpiar los riñones, ya que ambos órganos realizan funciones vitales en el mantenimiento de la buena salud.