Unimos naturaleza y ciencia para cuidarte

Menopausia: síntomas y soluciones naturales

Publicado: 26 febrero, 2020 - Actualizado: 29 julio, 2020 | 7'

¿Qué es la menopausia? 

La menopausia es un proceso natural en la vida de toda mujer que consiste en el fin de los ciclos menstruales. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la menopausia como el "cese permanente de la menstruación debido a la pérdida de la actividad ovárica". La actividad ovárica está definida por la producción de estrógenos que son hormonas responsables de los caracteres sexuales secundarios y de la fertilidad, entre otras funciones.

La irrupción de la menopausia en la vida de la mujer provoca una caída en la producción de estrógenos y, con ella, una amplia variedad de síntomas.

Habitualmente, se considera que una mujer ha entrado en la menopausia cuando pasan doce meses sin tener el periodo. La edad en la que aparece la menopausia puede variar mucho de una mujer a otra, pero se suele producir en torno a los 50 años.

Síntomas de la menopausia

La menopausia es una etapa biológica normal y parte natural del envejecimiento, que a veces presenta síntomas tanto físicos como emocionales. 

Los más frecuentes son:

    • Sofocos.
    • Sudoración nocturna.
    • Dificultades para mantener relaciones sexuales por la pérdida de lubricación vaginal.
    • Dificultad para dormir.
    • Inestabilidad emocional, irritabilidad o depresión.
    • Reducción del deseo sexual (libido).
    • Problemas de memoria y concentración.

¿A qué edad se produce la menopausia?

En España se estima que la edad media de comienzo de la menopausia se sitúa en torno a los 51,4 años. Sin embargo, el rango de edad es muy amplio y, con carácter general, oscila entre los 48 y los 54 años. De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, aproximadamente 4 millones de mujeres españolas están en estos momentos atravesando esta etapa de su vida. 

Etapas de la menopausia 

A medida que la mujer se acerca a la edad de 40-45 años se producen etapas para entrar en la menopausia, y son las siguientes:

Perimenopausia o premenopausia

La perimenopausia, también llamada premenopausia, se trata del período anterior a la última menstruación que conforma la transición a la menopausia. Se caracteriza porque los niveles hormonales de estrógenos y progesterona fluctúan durante algunos años. Esto produce menstruaciones irregulares, más o menos abundantes de lo usual, además que se inician una serie de síntomas asociados.

La perimenopausia suele ocurrir entre 3 y 4 años antes de la menopausia, aunque en algunos casos pueden comenzar hasta 10 años antes. A pesar de la fuerte caída del estrógeno, una mujer en perimenopausia aún puede quedar embarazada.

Signos de premenopausia o perimenopausia

  • Alteración de la frecuencia de los períodos menstruales.
  • Sofocos que afectan entre el 75 y el 85% de las mujeres, y suelen comenzar antes de que desaparezcan los periodos. Los sofocos se relacionan directamente con las fluctuaciones hormonales, y se producen generalmente en la cara, el cuello y la cabeza, donde hay mayor cantidad de pequeños vasos sanguíneos.
  • Sensibilidad mamaria.
  • Cambios de humor.
  • Empeoramiento de las migrañas que ocurren justo antes, durante o justo después de los periodos menstruales.
  • También se puede producir depresión, irritabilidad, ansiedad, nerviosismo, trastornos del sueño (como insomnio), pérdida de concentración, dolor de cabeza y fatiga.

Menopausia

La menopausia está definida por el cese definitivo de la menstruación y la ovulación, lo cual ocurre cuando ya ha pasado un año completo desde tu último período menstrual, durante el cual no tuviste sangrados esporádicos o has manchado.

Por tanto, la mujer no está en edad fértil y ya no puede quedar embarazada. Los síntomas experimentados durante la perimenopausia suelen continuar durante la menopausia de manera más pronunciada, ya que los niveles de hormonas han bajado significativamente.

Postmenopausia

La postmenopausia es la etapa posterior a la menopausia. Por lo general, los síntomas que se han dado durante la menopausia se reducirán en este ciclo.

Esta fase durará el resto de la vida de la mujer y se puede detectar con un análisis de sangre que detecte la hormona folículo estimulante (FSH). Aunque los niveles de la hormona pueden variar, los niveles de FSH suelen ser más altos en la postmenopausia.

Menopausia precoz

La menopausia que se produce antes de los 40 años se denomina menopausia prematura. La menopausia que se produce entre los 40 y los 45 años se denomina menopausia precoz. Aproximadamente el 5% de las mujeres pasan naturalmente por la menopausia precoz. Las causas que pueden causar una menopausia precoz y/o prematura son: antecedentes familiares, fumar, tratamientos de quimioterapia o radiación pélvica por cáncer, cirugías para extirpar ovarios y/o el útero, enfermedades autoinmunes, síndrome de fatiga crónica, entre otras.

¿Qué es el climaterio?

Climaterio y menopausia a menudo tienen a confundirse, pero no son lo mismo. La diferencia fundamental reside en que el climaterio se define como el paso de la vida reproductiva a la vida no fértil. Suele ubicarse entre los 45-65 años, y es una etapa de transición de carácter involutivo (perimenopausia, menopausia y postmenopausia), durante la cual desaparecen las menstruaciones, se pierde la capacidad reproductora y tienen lugar ciertos cambios psicológicos, que se atribuyen a la disminución progresiva de la actividad de la función ovárica.

woman simbolo

¿Cuáles son las consecuencias de la menopausia?

Debido al cese de la actividad ovárica en la menopausia, los niveles hormonales decaen, especialmente los estrógenos. Suele decirse que los estrógenos “protegen” la salud femenina, y en parte es cierto, ya que juegan roles importantes a nivel metabólico, en el corazón, en la piel, entre otros.

Los principales sistemas de nuestro cuerpo que podrían ser afectados por el cambio hormonal son:

  • Los niveles de grasa (lípidos): se elevan los niveles LDL, el colesterol malo, y disminuyen levemente las HDL, el colesterol bueno. Estos cambios en los niveles de colesterol pueden afectar el funcionamiento del corazón y el cerebral y la circulación sanguínea. Así mismo, el metabolismo de las grasas se descompensa y produce una mayor acumulación de tejido adiposo a costa del tejido muscular, alterando el peso corporal.
  • El aparato reproductor: el revestimiento de la vagina se vuelve más fino, más seco y menos elástico, estos cambios pueden hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas.
  • La piel: la disminución de los estrógenos provoca un descenso en la cantidad de colágeno y de elastina, lo cual hace que la piel sea más delgada, seca y menos elástica.
  • El hueso: la densidad ósea disminuye y en ocasiones se puede presentar osteoporosis.
  • El aparato urinario: el revestimiento de la uretra se adelgaza y la uretra se hace más corta, lo que hace que algunas mujeres pueden presentar con más frecuencia infecciones del tracto urinario.

Alimentación, bienestar natural y menopausia

Una buena nutrición es fundamental tanto antes como durante y después de la menopausia. 

Es importante seguir una dieta variada y equilibrada para obtener todos los nutrientes que necesita el organismo, especialmente al ser frecuentes los cambios de peso durante la menopausia. 

Para esto es recomendable buscar la ayuda de un nutricionista o médico, teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones: ingerir calcio (sardinas, brócoli, legumbres), toma más hierro (pescado, huevos, verduras de hoja verde, nueces), más y mejores fuentes de fibra (frutas, verduras, cereales integrales), evitar alimentos con grasas saturadas, beber al menos 2,5 litros de agua al día, azúcar y sal con moderación, limitar la ingesta de alcohol, entre otros.

Practicar ejercicio es otra forma de afrontar la menopausia, al estilo de vida activa y sana, no sólo contribuye a movilizar y reducir los depósitos de grasas y ganar masa muscular, sino ayuda a mantener el HDL-colesterol bueno en niveles normales.

Soluciones naturales para la menopausia

Los síntomas de la perimenopausia y la menopausia pueden darse durante un amplio periodo de tiempo, aunque existen recomendaciones y hábitos para reducir el malestar que provocan algunos de ellos:

  • Para combatir los sofocos y los sudores nocturnos, que son uno de los principales síntomas, se recomiendan ejercicios de respiración profunda y pausada. También se recomienda evitar desencadenantes como pasar mucho tiempo en ambientes muy cálidos, o aglomeraciones, tomar bebidas muy calientes o comida picante. Si la mujer ya está teniendo sofocos o sudores nocturnos, se recomienda beber líquidos fríos y utilizar ropa suelta y transpirable.
  • Para combatir los problemas del sueño y cambios de humor, es recomendable seguir un horario regular y establecer prioridades, evitando situaciones de estrés e introduciendo hábitos y hobbies que te gusten.
  • Para mantener el buen estado de la masa ósea es importante tomar calcio y vitamina D, además de caminar o realizar actividad física durante al menos 20 minutos al día.
  • Para ayudar a reducir los efectos de la sequedad y el malestar vaginal, se recomienda el uso de lubricantes a base de agua.

Aceite de onagra en la menopausia

Un aliado natural durante la menopausia es el aceite de onagra. El aceite de onagra se obtiene de las semillas de Oenothera biennis, planta nativa de América del Norte. Sus beneficios se deben a su contenido en ácido gamma-linolénico (GLA), un ácido graso omega-6.

Tradicionalmente se suele utilizar aceite de onagra para el síndrome premenstrual (SPM) y los síntomas asociados con la menopausia, como son los sofocos, la mastalgia (sensibilidad mamaria), la irritabilidad, cambios de ánimo, la resequedad de la piel, y el mantenimiento de la masa ósea. 

Podemos encontrar en el mercado diferentes complementos alimenticios con aceite de onagra, en cápsulas, así como aceite de onagra para añadir directamente a los alimentos.

  Referencias



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS