¿Cómo mantener tu estado de ánimo durante el confinamiento?

Publicado: 13 abril, 2020 - Actualizado: 15 julio, 2020

Ansiedad, estrés, trastornos del sueño… ¿Puede la crisis sanitaria mundial alterar nuestro equilibrio mental

Esa es la pregunta que tratan de contestar ahora un equipo de profesores de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid. Los investigadores, que trabajan en colaboración con la Universidad East Anglia del Reino Unido están llevando a cabo un estudio para comprobar de qué manera influye el aislamiento social sobre nuestra salud mental. Con este propósito, están siguiendo los efectos del confinamiento sobre un grupo de 2.000 personas representativas de las 17 comunidades autónomas españolas.

El aislamiento social afecta a nuestra salud mental y calidad del sueño

Los primeros resultados de la investigación correspondientes a la primera semana de confinamiento, entre el 15 y el 22 de marzo, parecen confirmar que el aislamiento social repercute sobre nuestro equilibrio psicológico. 

De hecho, los autores del trabajo señalan, en una entrevista con la Agencia EFE que ha sido recogida por medios como Acta Sanitaria, que un elevado porcentaje de personas, en un número aún por concretar, presentan manifestaciones de ansiedad y/o angustia, y un porcentaje algo más bajo, también trastornos del sueño o síntomas depresivos

Los investigadores manejan la hipótesis de que es previsible que este tipo de cuadros psicológicos terminen en la medida que vayamos recuperando la normalidad. Pero mientras la situación de confinamiento permanezca, ¿qué podemos hacer?

Ideas para mantener la armonía mental durante el confinamiento

Te ofrecemos varios consejos que te ayudarán a mantener tu equilibrio mental durante esta etapa de aislamiento social.

  1. Organiza tu día a día. A nuestro organismo le gustan las rutinas. Por eso, es importante que planifiques lo que vas a hacer cada día. Una buena opción es apuntar en una pequeña libreta las tareas o actividades que vas a realizar, así tu cerebro se sentirá más relajado y tú evitarás la sensación de angustia y/o ansiedad.
  2. Huye de la sobreinformación. Informarse es bueno, pero sobreinformarse no lo es tanto. Buscar constantemente información en periódicos, radio, televisión o redes sociales solo te generará más angustia. Limita esta búsqueda de información a una actualización por la mañana y otra, si quieres, por la tarde, nunca antes de irte a dormir.
  3. Pon en marcha tu faceta más creativa. Cocina, manualidades, jardinería, restauración de muebles o, simplemente, leer, escribir, ver una buena película o serie, grabar un vídeo, contactar con tu familia y amigos gracias a la tecnología… te ayudarán no solo a estar ocupado, sino también a sentirte mejor.
  4. Realiza ejercicio físico. Estar encerrado en casa, de la silla al sofá y del sofá a la cama, no es bueno para nuestro organismo. Existen infinidad de actividades gratuitas que puedes encontrar online y te pueden ayudar a mantener tu cuerpo a punto. No hace falta que corras un maratón en el salón de tu casa. Basta con la práctica de actividad física moderada para que tu cuerpo libere endorfinas, una hormona que contribuye a mantener nuestro estado de ánimo.
  5. Cuida la calidad de tu descanso. La investigación mencionada anteriormente llevada a cabo por la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid revela que el confinamiento repercute de forma negativa en la calidad del sueño. Para evitarlo es bueno, como te comentábamos en el punto 1, recuperar una buena rutina. Intenta acostarte y despertarte siempre a la misma hora, aunque no tengas que desplazarte a trabajar, y evita utilizar los teléfonos móviles, las tabletas, los ordenadores y el televisor en la habitación… en definitiva, todo aquello que te impida conciliar el sueño.
  6. Controla tu alimentación. Algunos alimentos contienen nutrientes que contribuyen a regular nuestro estado de ánimo. Es el caso de los alimentos ricos en triptófano, un aminoácido vital para la producción de serotonina, un neurotransmisor que modula nuestro estado de ánimo. Entre los alimentos con alto contenido en triptófano, se encuentran el queso, las carnes magras, el pescado, las legumbres y las nueces.  
  7. Puedes complementar tu dieta con suplementos para ayudar a tu equilibrio emocional. Algunos complementos nutricionales que incluyen en sus ingredientes triptófano o melatonina pueden ser de utilidad para modular los estados de ánimo y el ritmo de sueño-vigilia.

Recuerda #QuédateEnCasa porque #EsteVirusLoParamosEntreTodos.