MARNYS. La importancia en la salud de los Omega 3 6 7 9

La importancia en la salud de los Omega 3, 6, 7 y 9

Publicado: 15 junio, 2015 - Actualizado: 29 julio, 2020 | 4'

¿Qué son los Ácidos grasos?

Los ácidos grasos intervienen en nuestro metabolismo existiendo más de setenta ácidos grasos diferentes. Son moléculas bioactivas que tienen una doble función para nuestro organismo: aportan energía y actúan como reguladores de los procesos metabólicos vitales.

Encontramos tres tipos de ácidos grasos: saturados, monoinsaturados y poliinsaturados.

Omega 3 y 6

Dentro de los ácidos grasos poliinsaturados (en inglés PUFAs Poly-Unsaturated Fatty Acids) encontramos dos ácidos grasos esenciales que son indispensables para los procesos metabólicos del cuerpo y que el organismo no puede sintetizar y deben ser suministrados en la dieta: el ácido linolénico (serie omega 3) y el linoleico (serie omega 6).

Los ácidos grasos poliinsaturados son particularmente importantes en la regulación de las funciones del cerebro, el corazón, la membrana, la retina, el hígado, los riñones, la piel, las mucosas, las glándulas suprarrenales y las gónadas, es decir, son imprescindibles para el mantenimiento de la salud. Asimismo, son necesarios en la dieta para que las vitaminas liposolubles de los alimentos (A, D, E y K) puedan ser absorbidas. También son necesarios para el metabolismo del colesterol.

Omega 3, 6, 7 y 9

Ácidos grasos en la dieta

Desde un aspecto nutricional, podemos clasificarlos en dos grandes grupos:

  • Ácidos grasos no esenciales, que pueden ser sintetizados por el organismo.
  • Ácidos grasos esenciales, que necesariamente deben ser aportados por la dieta. Su equilibrio, tanto cuantitativo como cualitativo, debe ser tenido en cuenta ya que es determinante para la salud. Aquí se encuentran los denominados Omega.

¿Cómo obtenemos ácidos grasos para nuestro organismo?

Las pautas dietéticas de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) y la Asociación Americana del Corazón recomiendan ingerir entre 250-500 mg de EPA + DHA por día. Sin embargo, el cuerpo humano es incapaz de sintetizar estos ácidos grasos poliinsaturados esenciales y, en consecuencia, dependemos principalmente de nuestra dieta y como complemento de los suplementos para obtenerlos.

Las principales fuentes dietéticas vegetales de ácidos grasos esenciales son: para el Ácido Linoleico (AL), los cereales (como el sésamo), la mayor parte de los aceites vegetales como girasol, saffola y maíz; y para el Ácido Alfa-Linolénico (ALN) el aceite de canola, aceite de linaza, aceites de semilla de linaza y colza, nueces (como las nueces de macadamia) y verduras de hoja verde como la verdolaga.

Los pescados grasos, ricos en ácidos grasos poliinsaturados Omega 3, además de una excelente fuente de proteínas y minerales, se presentan como alimento de referencia en las dietas cardiosaludables.

Acción cardioprotectora y neuroprotectora

Existe una extensa evidencia de estudios clínicos y epidemiológicos controlados que demuestran que los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (PUFA) contribuyen al óptimo funcionamiento de la función cardíaca y neurológica.

Importancia omegas

La acción cardioprotectora de estos ácidos grasos se centra en mantener y normalizar los niveles de colesterol y triglicéridos, la presión arterial, el funcionamiento cardíaco y vascular y en los procesos inflamatorios, hiperlipidemia e hipertensión.

En su acción neuroprotectora, realizan funciones estructurales e influyen en numerosos procesos del desarrollo y el comportamiento neuronal, incluidos cambios en el aprendizaje, memoria auditiva y respuestas visuales y olfativas

¿Cuáles son los diferentes tipos de Omega?

Los Omega son calificados como ácidos grasos esenciales y son imprescindibles para un correcto funcionamiento del organismo.

Los Omega más conocidos son los ácidos alfa-linolénico (familia omega 3) y el linoleico (familia omega 6). Sin embargo, también existen otros miembros pertenecientes a la familia de los Omegas, como el omega 9 y el omega 7, y que se complementa muy bien con los anteriores, aportando valor a nuestra salud.

Omegas 3, 6, 7 Y 9

Omega 3: EPA y DHA:

El Omega 3 más característico es el ácido alfa-linolénico, siendo precursor de otros ácidos grasos omega-3, el DHA y el EPA. el DHA (Ácido Docosahexaenoico) y EPA (Ácido Eicosapentaenoico) tienen propiedades muy importantes para la salud como son: el mantenimiento normal de los triglicéridos en sangre, de la función del corazón y de la tensión arterial. Asimismo, el DHA contribuye al desarrollo normal del cerebro, tanto en el feto como en los niños lactantes.

Omega 6:

Ácido linoleico. Es el precursor de otros ácidos grasos sintetizados por el organismo en el hígado: el ácido gamma-linoleico (GLA) y el ácido dihomo-gamma-linoleico (DGLA). El ácido linoleico contribuye al mantenimiento de los niveles normales de colesterol y es necesario para el crecimiento y desarrollo normal en los niños.

Omega 7:

Ácido palmitoleico. Se encuentra en una gran variedad de grasas animales, aceites vegetales y aceites marinos. También está altamente concentrado en el aceite de nuez de macadamia (Macadamia integrifolia) y el aceite de espino amarillo (Hippophae rhamnoides). El ácido palmitoleico es un componente común del tejido adiposo humano, aunque se encuentra en concentraciones más altas en el hígado.

Omega 9: Ácido oleico. Es un ácido graso monoinsaturado típico de los aceites vegetales como el aceite de oliva, aceite de girasol, aguacate, entre otros. El ácido oleico contribuye al mantenimiento de los niveles normales de LDL-colesterol en sangre.



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS