Unimos naturaleza y ciencia para cuidarte

Identifica tu tipo de piel y aprende cómo cuidarla

Publicado: 12 julio, 2021 | 2'

¿Cómo identificar tu tipo de piel?

Cada piel tiene sus propias características por lo que es importante detectar y conocer qué tipo de piel tenemos para realizar un cuidado correcto de la misma y con los productos más adecuados. 

Si tienes dudas sobre cuál es tu tipo de piel y cómo identificarlo para un cuidado diario adecuado, te dejamos un test para reconocer tu tipo de piel y consejos para cuidarla.

Test para identificar tu tipo de piel

1. Después de lavarte la cara y pasadas unas horas, ¿cómo ves tu frente y mejillas?

2. ¿Cuál es el aspecto de tu piel generalmente durante el día?

3. Tu piel se siente grasa en la zona de la frente, nariz y barbilla (zona T) ...

4. ¿Notas que tienes la piel brillante?

5. ¿Sientes que tienes la piel tirante o con sequedad?

6. ¿Tu piel se irrita o enrojece con facilidad? Debido a factores tanto externos como internos

7. ¿Cómo son los poros de la piel de tu rostro?


Tipos de piel

Te contamos cuáles son las características principales de cada tipo de piel y las rutinas de cuidado diario para nutrir e hidratar la piel con cosmética natural.

A rasgos generales, existen cinco tipos de pieles:

  • Piel normal, se reconoce por ser tersa, con poros poco visibles, tono uniforme, presenta aspecto suave y tiene elasticidad.
  • Piel seca, tiende a ser de aspecto más áspero y tirante, con menos elasticidad, deshidratada y con ausencia de lípidos (grasa).
  • Piel grasa, que, como su nombre indica, presenta exceso de grasa, tiene brillos, tendencia acneica y los poros visiblemente más dilatados.
  • Piel mixta, es la más frecuente pues está a medio camino entre la normal y la grasa, ya que la zona T (frente, nariz y barbilla) presenta más signos de grasa, sin embargo, el resto de las zonas, como las mejillas tienden más a la piel normal o incluso seca.
  • Piel atópica, sensible o reactiva, se identifica por irritarse con facilidad debido a factores externos e internos, presentar rojeces en la piel, sensación de picor u otras sensaciones desagradables como ardor o tirantez.

Con el paso del tiempo la piel va cambiando. Por ejemplo, en la adolescencia es habitual una piel más grasa, mientras que con el paso de los años, la piel tiende a estar más seca.



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS