Unimos naturaleza y ciencia para cuidarte

Tu piel a punto para el verano y el sol

Publicado: 25 junio, 2020 | 4'

El verano es la época del año en la que nuestra piel se encuentra más expuesta a agresiones externas. Entre ellas, los rayos solares son uno de los principales agresores que pueden ocasionar su envejecimiento prematuro si no se protege e hidrata correctamente.

De igual forma, las altas temperaturas, el calor o la sudoración pueden contribuir a que nuestra piel sea más susceptible de resecarse y sufrir eritema solar. También pueden afectar a su estado los constantes baños, por el cloro en las piscinas o el agua salada del mar. 

La importancia de la hidratación para tu piel

Para mantener la barrera natural de la piel frente a daños externos se debe seguir unas correctas pautas de hidratación y evitar que esta se reseque o irrite. 

Por esto, es importante seguir una rutina de cuidados específicos destinados a hidratar, refrescar, calmar y restaurar la barrera natural de la piel, tanto antes de la exposición solar, como después. Aunque sea recomendable seguir unos cuidados durante todo el año, es en verano cuando se deben intensificar por estar más expuesta de forma continua a los rayos ultravioleta del sol. 

hidratacion piel

Nutrientes para la piel: cuida tu alimentación 

El agua es el principal elemento que debemos incorporar sin falta a nuestra dieta, ya que favorece la hidratación y ayuda al organismo a eliminar las toxinas a través de la piel. 

Más del 15% del agua de nuestro organismo se encuentra en la piel. Esta cantidad va disminuyendo con el paso de los años, por lo que es fundamental hidratarnos también desde dentro y beber alrededor de un litro y medio de agua al día para mantener nuestra piel flexible y elástica.

Existen ciertos nutrientes como son las proteínas, las sales minerales (zinc, manganeso y magnesio) y las vitaminas (especialmente A, B y C) que son indispensables dentro de una dieta para que la piel se muestre sana y cuidada. Entre los alimentos recomendados con cantidades importantes de nutrientes destacan la zanahoria, la naranja, avellanas, almendras, berros, leche o arroz integral.

¿Piel seca o deshidratada?

Es posible que a veces se confunda la piel seca con la deshidratada, pero ambas condiciones se producen por causas diferentes. La piel deshidratada se trata de un estado pasajero provocado por la acción de factores externos sobre nuestra dermis como lo son las temperaturas extremas, que reducen los niveles de agua en nuestro cuerpo. En cambio, la piel seca es un tipo de piel permanente y genético, como también lo son la piel grasa o mixta.

¿Cómo sé si mi piel está deshidratada?

La deshidratación de la piel suele ser uno de los problemas más comunes, especialmente en verano. Algunas de las pistas que nuestra piel nos ofrece para conocer que necesita un cuidado inmediato, son la aparición de grietas y manchas en la piel, o la sensación de tirantez

Otra de las señales que nos indica que nuestra piel está deshidratada es la descamación. Esto también nos puede ocurrir, en ocasiones, cuando tras tomar el sol notamos que se comienza a “pelar”. El motivo de que esto suceda no es otro que un estado de deshidratación de la piel.

La escasez de agua también puede provocar que nuestra piel se muestre apagada e incluso con ojeras marcadas y sensación “tirante”, esto último normalmente se debe al uso de cosméticos muy agresivos con nuestra piel. Por esto es conveniente utilizar productos formulados con ingredientes naturales.

Cuida tu piel antes y después de la exposición al sol

El sol tiene múltiples beneficios para nuestro organismo, pero también ejerce una acción nociva sobre la piel si no se le presta atención a su cuidado. Este debe ser tanto de forma previa a la exposición, como durante ella, especialmente si lo que buscamos es el bronceado, pero también después. 

Purifica tu piel con MARNYS® Argeloe

Prepara tu piel antes de la exposición al sol con MARNYS® Argeloe, agua purificante con una combinación única de Plata Coloidal y Aloe Vera con el 100% de los ingredientes de origen natural. La plata coloidal se utiliza como protector de la piel, refuerza su función barrera y es perfecta para eliminar impurezas y bacterias que causan, por ejemplo, la aparición de acné o puntos negros. Para limpiar tu piel con Argeloe, impregna un disco de algodón con el producto.

Aceites MARNYS para tu rutina de hidratación diaria 

De forma diaria, y sin excepción, deberíamos seguir un ritual de hidratación que mantenga el buen estado de nuestra piel. Un momento ideal para hacerlo es después de la ducha, cuando la piel está aún algo húmeda. Al tener el poro más abierto, el producto penetra mejor.

Por esto, desde MARNYS® te proponemos los siguientes aceites 100% vegetales y puros que no pueden faltar en tu rutina hidratante veraniega:

ACEITE DE ALMENDRAS DULCES MARNYS®

El primero de ellos, el Aceite de Almendras Dulces MARNYS®, es ideal para el mantenimiento de la función barrera de la piel y, además, aporta ácido graso Omega 9 que ayuda a mejorar el aspecto de la piel, proporcionando suavidad intensa y elasticidad.

Está indicado para todo tipo de piel, pero especialmente para pieles sensibles, secas e irritables. 

ACEITE DE ARGÁN BIOLÓGICO MARNYS®

Como reparador intensivo, el Aceite de Argán Biológico MARNYS® aporta nutrición, suavidad y brillo a la piel y al cabello. Tiene un efecto antienvejecimiento, contribuyendo a disminuir los signos de la edad y la restauración de la piel, atenuando líneas de expresión. 

También, protege la piel de agresiones externas como el sol y favorece el buen estado de la barrera natural de la piel, restaurando la humectación.

Es apto para todo tipo de pieles, en especial secas, aportando ácidos grasos esenciales. Además, se trata de un aceite de textura ligera y se absorbe rápidamente sin dejar residuo graso. Se puede aplicar directamente sobre la piel limpia, húmeda tras la ducha o ya seca, o bien combinado con la crema hidratante habitual.

ACEITE CALMANTE DE CALÉNDULA MARNYS®

El Aceite Calmante de Caléndula MARNYS® ayuda a calmar, suavizar y a la regeneración natural de la piel después de la exposición solar, especialmente la piel sensible con tendencia a irritarse. 

Además, está indicado para su uso en niños a partir de 3 años.

PRODUCTOS DESTACADOS



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS