¿Cómo pasar un confinamiento o cuarentena con niños?

Publicado: 24 marzo, 2020 - Actualizado: 13 julio, 2020

Una de las primeras medidas implantadas en España durante un estado de alarma sanitaria importante, como indica la Constitución Española, puede ser la suspensión preventiva de las clases en los centros educativos, junto con el cierre de locales de ocio y parques infantiles.

Así, en este periodo de cuarentena o confinamiento en el que no se debe salir del domicilio salvo para comprar bienes primarios como alimentos o medicación, los niños han tenido que adaptar su rutina diaria, al igual que todos los adultos. Estas medidas se han adoptado con el objetivo de frenar la expansión del virus y proteger la salud de todos, especialmente de la población de riesgo.

En ellas, se recomienda la permanencia de los niños en el domicilio, pues son los adultos, y de forma individual, los que deben salir cuando sea necesario para realizar la compra o asistir al trabajo.

Familia en casa

La importancia de mantener a los niños informados

En primer lugar, y si los niños no son de muy corta edad, es importante informarles sobre la situación y por qué nos encontramos en este estado. Para ello, los adultos deben mantenerse al día de la actualidad y conocer exactamente qué está pasando pero siempre a través de fuentes oficiales como el Ministerio de Sanidad Español o la Organización Mundial de la Salud.

Solo de esta forma, y teniendo en cuenta las medidas establecidas para su control y prevención, podrán explicar a los más pequeños lo que ocurre y por qué nos encontramos en situación de confinamiento.

Esto debe hacerse de forma calmada y pausada para tranquilizarles ante lo que ocurre, así como escuchar también sus preocupaciones o preguntas que puedan tener. Utiliza palabras que puedan entender en función de la edad del niño, sin crearles alarma.

¿Qué medidas de prevención seguir con los niños durante una pandemia?

Las recomendaciones a seguir en la población infantil para protegerlos son las mismas que en los adultos en lo relativo a enfermedades respiratorias que ofrece el Ministerio de Sanidad Español:

  • Lavarse las manos frecuentemente. Proponen información exclusiva destinada a informar a los niños para hacerlo correctamente con agua y jabón.
  • Cubrirse la boca y la nariz con el codo al toser o estornudar.
  • Usar pañuelos desechables.
  • Evitar tocarse la nariz, los ojos o la boca.
  • Informar a un adulto si se tiene alguno de los síntomas principales como tos, fiebre o dificultad para respirar.

Desde el Ministerio de Sanidad Español proponen cómo informar a los niños durante estos días y recordarles la importancia de seguir estas pautas para protegerse. Ahora, más que nunca, es un buen momento para reforzar y optimizar las buenas medidas de higiene para que las sigan no sólo durante el estado de alarma sanitaria, sino durante toda su vida. 

Aprende a gestionar el tiempo y el estrés durante la cuarentena

Durante un periodo de confinamiento, una persona puede pasar por distintas fases como enfado, rabia, tristeza o aceptación, promovidas por el cambio radical de nuestra rutina y la sensación de encierro.

Estas situaciones emocionales son semejantes en adultos y en la población infantil, siendo importante el reconocer estos estados anímicos y animar a los más pequeños a compartirlos. 

Cómo ayudar a los niños con el estrés durante el periodo de cuarentena

Los niños, al igual que los adultos, pueden responder a situaciones de estrés de diversas maneras. Ellos suelen mostrarse más dependientes, en el caso de los más pequeños, o bien enfadados o más agitados de lo normal, aunque también puede darse el caso de que se encierren en sí mismos.

Respecto a estas emociones que se pueden dar durante el periodo de confinamiento debido al estado de alarma sanitaria, la Organización Mundial de la Salud propone, en primer lugar, mostrarse comprensivo y prestar atención a sus reacciones, escuchando con interés sus preocupaciones.

También conviene informarles que todos sus amigos y compañeros de colegio, así como familiares, se encuentran en la misma situación, para que no piensen que son los únicos que están recluidos.

Mantener la calma y dedicarles tiempo

Aunque esta situación sea complicada para los adultos, es importante mantener la calma ante las reacciones que puedan tener los más pequeños y dedicarles más tiempo y cariño, manteniendo un tono calmado y amable.

En caso de separación, si se da el caso de hospitalización de algún familiar o del propio niño, debe asegurarse de mantener el contacto frecuente, si no es posible de forma presencial, por teléfono. 

Además, sería conveniente hablarles sobre situaciones hipotéticas para prepararlos y escuchar sus dudas y preguntas ante cualquier cambio que pueda producirse en el entorno familiar, por ejemplo, si alguien enferma y debe ir al hospital durante un tiempo. 

En estas situaciones, también sería recomendable contactar con conocidos, familiares o amigos psicólogos si fuera posible para una posible ayuda a distancia.

Mantener rutinas y horarios

En la medida de lo posible, es de vital importancia mantener horarios y rutinas previas establecidas con los niños, tanto para comidas, como para el descanso.

Al no asistir al colegio, se debe mantener un horario habitual dedicado al aprendizaje diario y crear esa nueva rutina en el entorno familiar con actividades escolares.

Los bebés y niños menores de dos o tres años no son conscientes de la situación, por lo que mantener su rutina será necesario para su bienestar. Por otra parte, a partir de los seis años comienzan a ser conscientes de su entorno, es a partir de esta edad cuando se les debe informar, de forma adaptada y sintetizada, de lo que ocurre.

Niños con TEA o conductas disruptivas

Si para los adultos y niños es de suma importancia mantener los horarios, lo es más para la población con trastorno del espectro del autismo o conductas disruptivas.

En ellos, sobre todo en los niños, es especialmente necesario el mantener los horarios y rutinas, pues la situación de confinamiento puede agravar sus conductas. Es por esto que, desde el pasado 20 de marzo de 2020, el Gobierno español ha decretado que estas personas podrán salir a la calle durante el periodo del estado de alarma. Deberán hacerlo con un acompañante y siempre siguiendo las medidas recomendadas para evitar la propagación del virus.

Educación y aprendizaje durante el confinamiento por crisis sanitaria

Rutina niñosGarantizar el continuo aprendizaje es importante para el bienestar de los más pequeños, ya que se mantiene su rutina con un horario establecido para su educación simulando su estancia en clase.

Si bien no existe la posibilidad de que los profesores hayan podido facilitar material para estos días, los propios padres pueden buscar por su propia cuenta ejercicios o lectura para hacer en casa. También existe la posibilidad de mantener métodos de enseñanza a distancia online en contacto con los profesores o hasta vídeos de contenido académico disponibles de forma gratuita en la red.

En la medida de lo posible, también se puede coordinar con la escuela y los profesores para recibir información y preguntar cómo puede seguir la enseñanza desde el domicilio exponiendo sus ideas.

En algunos casos, los padres se encuentran realizando teletrabajo desde el domicilio y necesitarán un entorno calmado, establecer la rutina de aprendizaje durante estas horas puede ser beneficioso para ambos.

Organizar momentos de entretenimiento

Además de un horario establecido para la educación, los niños también deben mantener momentos de ocio y entretenimiento. En ellos, es recomendable la presencia de los adultos y que muestren interés en sus capacidades y juegos.

Es habitual la gran energía que presentan los niños, por esto es tan importante el ocio como establecer momentos también de relajación. El permanecer en el domicilio, puede afectar a la calidad del sueño también de los más pequeños, por lo que, además de momentos de relajación, sobre todo antes de irse a la cama, se pueden implementar rutinas de ejercicio.

Estas son también recomendables para la población adulta, por lo que realizarlas de forma conjunta e inculcar estos ratos de forma diaria a la población infantil puede beneficiar a su posterior descanso.

Limitar el uso de pantallas

Durante periodos de confinamiento establecido por alertas sanitarias, es esencial mantener los horarios de los más pequeños establecidos en cuanto al uso de pantallas y asegurarse que visualicen contenido adecuado a su edad. 

Aunque las circunstancias lo hagan más complicado debido al tiempo libre que se permanece en casa, lo ideal sería mantener un horario reducido del uso de dispositivos móviles y animar a los más pequeños a que ocupen su tiempo en otras actividades.