Adelgazar: propiedades del Glucomanano

14 enero, 2019

Dicen que año nuevo, vida nueva. Enero suele ser sinónimo de nuevas promesas y precisamente tras los excesos de comida y bebida, adelgazar y llevar un estilo de vida saludable es uno los principales propósitos de año nuevo. ¿Te suena eso de proponerte dejar de fumar y apuntarte al gimnasio el día 1 de enero?

El gran enemigo de las dietas para adelgazar es el hambre. ¿Qué podemos hacer para combatirlo? La respuesta está apoyada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y se llama glucomanano.
Glucomanano

¿Qué es el glucomanano?

El glucomanano es una fibra vegetal dietética, que se extrae de la planta Amorphophallus konjac, procedente del sudeste asiático. Aunque su uso se ha diversificado en Occidente hace un par de décadas, en Oriente lo llevan usando unos mil años.

A grandes rasgos, el glucomanano es utilizado tradicionalmente para ayudar en la pérdida de peso. La contribución al normal mantenimiento de los niveles de colesterol en sangre, así como que el Glucomanano contribuye a la pérdida de peso junto a una dieta hipocalórica (EFSA), son otras de las características de esta fibra natural.

En Japón, secan y reducen a polvo la raíz de esta planta para sentirse saciados por más tiempo y así establecer una menor ingesta calórica. Ellos tienen por costumbre mezclar ese polvo con medio litro de agua y beberlo media hora antes de comer. Al formarse una masa viscosa en el estómago, que tiene efecto saciante y pueden reducir peso junto a una dieta baja en calorías.

En Occidente, la forma en la que podemos encontrar el glucomanano es en cápsulas o píldoras, entre otras.

¿Cómo funciona el glucomanano?

El glucomanano destaca por su asombrosa capacidad de absorber agua. Solo un gramo puede aumentar cincuenta veces su propio volumen. Como ocurre con las fibras, el cuerpo no tiene capacidad de asimilarlas por completo, por eso se eliminan sin haber aportado apenas calorías.

Esta fibra soluble se hincha en el estómago formando una masa viscosa que retrasa el vaciado gástrico. El glucomanano combinado con una dieta para adelgazar podría ayudarnos a perder un 25% más de peso (EFSA Journal, 2010).

Entre las propiedades del glucomanano encontramos el bajo aporte calórico, la sensación de "llenado" y el retraso del vaciado gástrico. Dicho así, parece una buena opción para complementar nuestra dieta hipocalórica y ayudarnos a adelgazar, ¿verdad?

Tal y como afirma la EFSA, cuando se sigue una dieta de bajo valor energético, para obtener el efecto declarado, deben consumirse diariamente al menos 3 g de glucomanano en tres dosis de al menos 1 g cada una, junto con 1 ó 2 vasos de agua antes de las comidas

Propiedades del Glucomanano

  • Glucomanano y reducción de peso

En el contexto de las dietas para adelgazar o bajas en calorías, el glucomanano ayuda a la pérdida de peso. La EFSA refiere que "el glucomanano es un tipo de fibra soluble que forma una masa viscosa y gelatinosa en el estómago cuando se hidrata, y que este efecto masa podría retrasar el vaciado gástrico e inducir la saciedad, lo que provocaría una disminución de la ingesta de energía posterior.  Por esto se concluye que se ha establecido una relación de causa y efecto entre el consumo de glucomanano y la reducción del peso corporal en el contexto de una dieta de bajo valor energético".

La obesidad y el sedentarismo han hecho mella en las sociedades más avanzadas, en las que el ritmo de vida nos lleva a ganar peso de forma continuada. Para adelgazar es imprescindible la combinación de comida sana y ejercicio. Más allá de las milagrosas dietas para adelgazar, debemos plantearnos un cambio de hábitos. Revisar nuestras pautas de alimentación para asegurarnos de que seguimos una dieta sana y equilibrada y hacer ejercicio al menos tres o cuatro veces por semana.

  • Glucomanano y colesterol

Aparte de ayudarnos a adelgazar, el glucomanano tiene otras propiedades como su contribución al mantenimiento de niveles normales de colesterol en sangre. El gel en el que se convierte el glucomanano tiene la capacidad de atrapar los ácidos biliares que transportan el colesterol hasta las mucosas absortivas.