Consigue el bronceado perfecto: 3 aceites que no pueden faltar en tus básicos del verano

Publicado: 11 junio, 2020 | 3'

Con el buen tiempo, llegan las ganas de relajarse y disfrutar al aire libre, la playa o la piscina y, sobre todo, lucir una piel bronceada.

Los rayos UV del sol (radiación ultravioleta) son los principales agresores que pueden ocasionar un envejecimiento prematuro de la piel, por lo que es de vital importancia prestarle atención, especialmente en primavera y verano, ya que es cuando más se encuentra expuesta. Aunque ayuden a nuestro cuerpo a producir vitamina D, demasiada exposición podría dañar la piel. 

Por esto, si tu objetivo es lucir un bonito tono dorado, debes prestar especial atención al cuidado previo de tu piel, pero también al tomar el sol protegiéndola de los rayos solares o rayos UVA para no sufrir quemaduras.

Para esto es importante utilizar productos adecuados que mantengan su buen estado y ayuden a conseguir un bronceado uniforme, siempre asegurando su correcta hidratación.

 

Bronceado

Trucos para un bronceado natural y saludable

  • Presta atención a tu alimentación. Los alimentos con alto contenido en carotenos estimulan la creación de melanina en nuestra piel, responsable de que esta se broncee. Algunos de ellos son la zanahoria, calabaza, albaricoque, espinacas, pimiento rojo, mango o las acelgas. Además, otros ricos en vitamina C como los kiwis, naranjas y limones ayudan a reducir los daños provocados por los radicales libres relacionados con el envejecimiento de la piel.
  • Prepara tu piel para el bronceado. Antes de exponer nuestra piel al sol, lo ideal es realizar una exfoliación que elimine cualquier impureza y células muertas, de manera que la piel quede más lisa y se consiga así un color más uniforme.

El exfoliante corporal se puede preparar en casa mezclando azúcar con algún aceite vegetal como el Aceite de Almendras Dulces MARNYS®. Aplica esta mezcla por todo el cuerpo realizando suaves movimientos circulares y aclara con agua tibia. Este aceite proporciona un gran aporte de ácido graso Omega 9 que ayuda a mejorar el aspecto de la piel, otorgándole una intensa suavidad.

  • Protégete adecuadamente de los rayos solares. Al menos media hora antes de exponerte al sol, se debe aplicar crema con un alto factor de protección solar FPS por todo el cuerpo y utilizar otro específico para el rostro. Los protectores solares no reducen la producción de melanina en la piel, por lo que tu piel se bronceará de igual manera, solo que sin sufrir quemaduras consiguiendo un tono más natural y sano.
  • Mantén tu piel hidratada y potencia el bronceado. Hidratar tu piel diariamente es algo que no debes saltarte nunca, y más especialmente después de la exposición solar, ya que se puede resecar más de lo habitual.

Para mantener su buen estado, te proponemos dos aceites que no deben faltar en tu rutina diaria si lo que quieres es mantener tu piel correctamente hidratada y el tono de tu bronceado más bonito durante más tiempo.

ACEITE DE ZANAHORIA

El Aceite de Zanahoria MARNYS® es el complemento ideal para mantener una apariencia y tono de “eterno bronceado” durante el verano.

Este aceite, de uso tras la exposición al sol, está especialmente indicado para mantener una piel tonificada y protegida del daño oxidativo. Actúa como rejuvenecedor, manteniendo la elasticidad e hidratación de la piel y estimulando la microcirculación cutánea y combatiendo el envejecimiento. 

El Aceite de Zanahoria MARNYS® es perfecto para conseguir una apariencia bronceada de la piel y además conservarla durante más tiempo.

Es un aceite corporal 100% vegetal, perfecto para pieles secas o muy secas, que combina Aceite Vegetal de Zanahoria extraído de la semilla y raíz, con aceites de Almendras Dulces, Girasol, Geranio, Germen de Trigo, extracto de romero, de naranja y limón. 

ACEITE DE COCO

El Aceite de Coco MARNYS® está especialmente recomendado para el cuidado de la piel después del sol, y como hidratante corporal intenso para la nutrición e hidratación diaria no solo en verano, sino durante todo el año.

Es un aceite 100% vegetal de uso cosmético, tanto para la piel como para el pelo, proporcionándoles hidratación, suavidad y cuidado. Además, favorece la reparación de la barrera natural de la piel, especialmente frente a los rayos solares elevando su hidratación, gracias a sus propiedades preservadoras y emolientes. Es adecuado también para pieles sensibles y no obstruye los poros de la piel (no comedogénico).

Entre sus diversos usos, el aceite de coco sirve para aplicarlo tanto antes de la exposición solar como después:

      • Bronceado natural: antes de tomar el sol, realiza una exfoliación de la piel y aplícalo por todo el cuerpo, siempre en combinación con tu protector solar ya que el aceite no contiene factor de protección.
      • Aftersun natural: nutre y suaviza la piel después de la exposición solar.

PRODUCTOS DESTACADOS



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS