Aceites alimentarios

Aceites esenciales para alimentación: Aromas y salud en tus platos

31 enero, 2019

¿Quieres dar un toque especial a la vez que saludable a tus platos? ¿Te dejarías sorprender por nuevas combinaciones de aromas y sabores? Vamos a contarte cómo puedes incorporar los aceites esenciales alimentarios para conseguir un aporte diferente y sabroso a tus recetas habituales.

 

¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son sustancias líquidas aromáticas naturales que se extraen de la parte de interés de cada planta, flores, frutos, raíces, etc.

Toman el mismo nombre de la planta de origen (ejemplo: aceite esencial de limón, aceite esencial de romero, etc.).

Hay que tener en cuenta que los aceites esenciales son sustancias muy volátiles y degradables (fotosensibles). A la hora de elegir un aceite esencial de calidad es importante comprobar que sea 100% puro y de origen natural (quimiotipado) y que no esté desnaturalizado ni mezclado con otro, además de comprobar el método de extracción.

 

¿Cómo se obtienen los aceites esenciales?

¿Cómo se obtienen los aceites esenciales?

Para que un aceite esencial conserve todas las propiedades originales, aroma y sabor, se utilizan principalmente dos métodos de obtención: destilación por arrastre de vapor de agua o, en el caso de los cítricos, por expresión o prensado en frío.

La destilación por vapor es el método más usado con las plantas resistentes y se aplica en hojas, tallos y tronco. En un alambique se coloca la parte de la planta que se desea destilar. El vapor arrastrará las sustancias volátiles a otro recipiente y cuando se enfríe, se quedará el aceite esencial encima del vapor convertido en agua. Así se obtiene la pureza de la planta y se mantienen sus propiedades. En el caso de los cítricos, al encontrarse su esencia en la piel del fruto, es necesario prensarla para obtener sus mejores beneficios.

 

¿Cómo se utilizan los aceites esenciales?

Los aceites esenciales se han utilizado históricamente en muchas culturas para aromatizar, en masajes o higienizar el hogar, etc.

Si los aceites esenciales son de calidad alimentaria, también pueden ser utilizados para enriquecer nuestros platos, simplemente añadiendo unas gotas durante la preparación de comidas y bebidas. ¿Quieres saber más?

 

Pareja Cocinando

Cómo añadir aceites esenciales a comidas y bebidas

Unas gotas de aceites esenciales en la ensalada, en un batido o en un té caliente, pueden deleitar nuestros sentidos, además de aportarnos sus beneficiosas propiedades.

 

Combatir el frío con aceites esenciales

¿Quieres combatir el frío de una forma natural? Toma nota de cómo utilizar algunos aceites esenciales alimentarios que puedes añadir a tus infusiones y platos calientes: eucalipto, jengibre, canela, naranja y orégano.

 

Aceite esencial de eucalipto

El eucalipto es un árbol de gran porte natural de Australia y Tasmania, su aceite esencial cuenta con múltiples usos tradicionales en las culturas orientales y occidentales, presentando un sabor característico, entre Menta y Trementina. Se está introduciendo poco a poco en la alta cocina nacional e internacional, yendo desde la aromatización de infusiones, aliños de ensaladas hasta las cremas calientes a base de patatas.

¿Cómo utilizarlo? Disolver dos o tres gotas de aceite esencial de eucalipto en agua caliente.

 

Jengibre

Aceite esencial de jengibre

El jengibre tiene un característico sabor fuerte, punzante y ligeramente dulce, que puede acompañar muchos platos y darles un toque muy especial. En invierno es perfecto para usar en multitud de postres y dulces. Además de su sabor, el jengibre es conocido tradicionalmente por sus bien conocidas propiedades para el aparato digestivo.

¿Cómo utilizarlo? Añadir un par de gotas de aceite esencial de jengibre a guisos, como las lentejas, e infusiones. Batidos, sopas, salsas y cremas también pueden recibir la chispa del jengibre. Por ejemplo, puedes añadir dos o tres gotas de aceite esencial de jengibre para conseguir un sabor especial en una crema de calabaza.

 

Aceite esencial de canela

La canela está muy extendida en repostería. Por su agradable olor y sabor, la canela se ha utilizado tradicionalmente para ayudar al bienestar general por las experiencias sensoriales generadas en nuestros sentidos, en algunos casos de relajación.

¿Cómo utilizarlo? Añade dos o tres gotas de aceite esencial de canela en agua caliente y añade otras tantas de jengibre. La canela combinada con aceite esencial de anís estrellado o pimienta puede formar parte de los postres o carnes más sorprendentes.

También se pueden añadir unas gotas de aceite esencial de canela en platos salados como el cuscús o guisos de ternera.

 

Naranja

Aceite esencial de naranja

La naranja es un cítrico con multitud de propiedades. Adorada y reconocida por su aroma y sabor, es muy importante en nuestra dieta diaria. Es inmejorable ayuda para combatir el frío y facilitar vitalidad. Es un potenciador de los sabores, especialmente utilizado en bebidas y postres.

¿Cómo utilizarlo? Añade unas gotas de aceite esencial de naranja a tu ensalada de lechuga, pepino y cacahuetes, al plátano flambeado con ron, a las gambas cocidas combinadas con aguacate. Hay miles de recetas a las que añadir unas gotas de aceite esencial de naranja.

 

Aceite esencial de orégano

El orégano se conoce por sus propiedades culinarias y de bienestar siendo apreciado por su olor y sabor en multitud de recetas mediterráneas. Es conocido como “La Alegría de la Montaña”, presentando un sabor aromático, fenólico y picante. Combina muy bien con ensaladas, quesos, verduras, huevos, carnes y pescados.

¿Cómo utilizarlo? Por supuesto, el orégano es el rey de la pasta y las pizzas. Añade unas gotas de aceite esencial de orégano a tus mojos, salsas y adobos, también a los tomates al horno, las patatas al vapor o el pollo horneado. Úsalo al empanar filetes, los tallarines con pescado, el atún encebollado o en la ensalada de pavo y queso.

 

Otros aceites esenciales alimentarios que combinan muy bien con recetas calientes son el aceite esencial de clavo, eucalipto, hinojo, limón, mandarina o albahaca. Diviértete experimentando con nuevas recetas que combinen con estos sabores. Puedes enriquecer tus creaciones de una forma fácil y conservando todas las propiedades de los ingredientes.

 

Plántale cara al invierno de la manera más creativa y disfruta de los aceites esenciales alimentarios en tus recetas habituales.


Productos MARNYS® Relacionados