Cómo acabar con los gases intestinales

27 abril, 2016

Los gases son la mayor queja a nivel gastrointestinal que produce efectos negativos en nuestra salud. ¿Sabías que nuestro cuerpo genera diariamente varios litros de gases? Aunque disponemos de mecanismos suficientes para eliminar y absorber todo el gas sobrante, en ocasiones el llamado 'Equilibro digestivo' puede romperse.

¿Por qué se producen los gases?

La mayor parte de los gases que se producen en el intestino proceden del aire que ingerimos (aerofagia). Los gases también se producen de forma natural por las bacterias de la flora intestinal.

Las formas en que normalmente se manifiestan los gases son el meteorismo. Es entonces cuando aparecen los clásicos problemas de retención de gases como la distensión abdominal o hinchazón, los eructos, flatulencia (expulsión de gases del colon), el dolor abdominal y las contracciones espasmódicas.
Acabar con los gases

¿Qué nos causa un exceso de gases?

Es importante resaltar que el dolor que presentan algunas personas por este motivo no se debe a un aumento en la cantidad de gas en el intestino, sino a cierta dificultad en el avance del aire por el intestino, o también a una mayor sensibilidad que produce reflejos dolorosos.

Éstas son las situaciones más comunes que nos causan un exceso de gases:

  • La mayoría de las personas producen más gases después de las comidas y menos gases mientras duermen.
  • El embarazo, algunas cirugías o el propio envejecimiento general, pueden dar lugar a cambios en la actividad de los músculos pélvicos, que controlan el proceso de eliminar los gases.
  • Algunas enfermedades como estreñimiento tanto agudo como crónico, colon irritable, intolerancia a la lactosa, gastritis, úlcera gástrica o la enfermedad de Crohn también cursan con acumulación de gases.
  • Es conocido por todos que hay muchos alimentos que al comerlos, nos producen gases:
    • Legumbres como las alubias, los garbanzos y las lentejas. También las habas y los guisantes
    • Verduras como la col, la coliflor, las coles de Bruselas, la lechuga, el repollo, las alcachofas, los nabos, las acelgas, el pimiento, el pepino, los espárragos y las espinacas.
    • Alimentos integrales, que aportan fibra pero que no están indicados si hay meteorismo, como cereales, arroz y pan de harina integral.
    • Bebidas gaseosas, en especial los refrescos de cola y la cerveza. También el vino tinto.
    • Hortalizas como las patatas, los rábanos o la cebolla cruda.
    • Frutas como pasas, albaricoque, ciruela, plátano.

Recomendaciones generales para evitar los gases

  • Comer despacio, masticando bien los alimentos antes de tragarlos y no hablar mientras se come.
  • Ingerir poca cantidad de líquido durante las comidas y elegir bebidas sin gas.
  • Evitar beber directamente de la botella o beber con pajita.
  • Evitar mascar chicle y chupar caramelos.
  • Llevar una dieta equilibrada, baja en grasa y en carbohidratos.